Lesbianarium - Historias afiladas de mujeres agudas


A ver, María

Safo te salve, lesbiana, llena eres de gracias,
(¡de nada!)
la señora es contigo.
Aunque maldita tú eres entre todas las mujeres,
bendito es el fruto de tu sexo, ¡Dios!
Safo de Lesbos, Madre de todas,
nadie ruega por nosotras, pecadoras,
ni ahora ni en la hora de nuestra muerte.
Vaivén.
"Lesbianario", Carme Pollina

Si alguna vez la sociedad heterosexista se durmió en los laureles porqué la simpática, alegre, breve y siempre extranjera palabrita “gay” encapsuló todo aquello que no era heterosexual, debemos decirles que hace rato duermen sobre cardos y que los laureles están en sus salsas. Empeñados en las etiquetas que signa, designan y finalmente estigmatizan, se ha tratado de englobar en una palabra nada mas ni nada menos que la sexualidad. Incuso los roles sexuales son el invento de una sociedad machista y heterosexista que se acomoda en la verticalidad del asunto y en orden arriba-abajo según género (dominado o a dominar)

“¿El Lesbianarium? ¿No iban a cerrarlo pronto?”


En “Lesbianarium – Historias afiladas de mujeres agudas” Carme Pollina cuenta veinte historias de mujeres. Que sean lesbianas es la anécdota que sirve para desenmascarar las hipocresías de una sociedad dominada por el peso de los huevos de los hombres.
Con un lenguaje sencillo e inteligente, y un tono muchas veces hilarante uno va ingresando por diversas puertas a estas historias muchas veces didácticas. Todas apelan a la posibilidad de una sociedad sin ghetos. En este mundo, tal como está, parece imposible siquiera pensarlo. Todo está creado para diferenciarse, para generar grupos, ghetos. Solo que los ghetos de hoy en día no proclaman una identidad, sino una característica, a saber, una misma compañía de teléfonos celulares, un marca de ropa… De todo, ha quedado el envoltorio, ni la carcaza.
Pero quizá, el Lesbianario, un día cierre sus puertas. Pero las páginas del libro de Carme Pollina continuaran siendo testigo y espejo para quienes quieran entender un poco más.
Las mujeres que circulan por el Lesbianarium tienen la voz suficiente como para hacerse oír, aunque a veces necesiten de un megáfono. Y un cuerpo que se revela ante los camisones eclesiásticos. Un período aburrido de significar sólo fertilidad. Y por sobretodo, tienen decisión. Con todo, se hacen visibles.
Hacerse visibles y plegarse al gheto ha sido siempre parte de la lucha. Y quizá, el hacerse visible sea necesario para finalmente desaparecer. Un desaparecer de ghetos, roles y etiquetas. Pero las grandes batallas empiezan por casa, en principios es uno mismo la casa, y en casa de uno, padres presentes. La última parte del libro coloca a los padres en un lugar fundamental, ofrece diversas miradas. Desde la esperanzada naturalidad del cuento que pone titulo al libro, como el que ganó la edición 2009 de los Lesbirrelatos y que es de una sensibilidad desgarradora.
Lesbianarium no es un libro para hombres o mujeres. Es un libro. Y eso basta.

Pietro Salemme



Lesbianarium - Historias afiladas de mujeres agudas ha sido donado por su autora, Carme Pollina a la Biblioteca LGTTBI "Oscar Hermes Villordo" 

Para conseguir el libro ingresá en http://carmepollina.bubok.com/
Pagina oficial de Carme Pollina http://www.carmepollina.com/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Federico Klemm y Carlos Robledo Puch

Cris Miró: Los 90 en un cuerpo andrógino

Kamasutra Gay para Mormones