Maria Fiorentino

De la página oficial de Maria Fiorentino:

Según consta en mi “Joyel del Bebé”, mis primeros juguetes favoritos fueron lápices, papeles y libros. Podría decirse que lo siguen siendo. Junto con la ropa y la fotografía.
Elementos, estos últimos, pertinentes a la actuación.

Así como me gusta decir que yo no soy una actriz, sino una mujer que trabaja comoactriz, así también tengo la certeza de que la mujer que escribe, (sobre lo que sea, sociedad, sexo, cultura, política, teatro o ficción), siempre es la actriz. Creo que esa mirada mía es la que observa lo que quiere escribir, porque esa mirada es siempre lectura, recreación y reescritura de una situación, ya sea ésta personal o colectiva.

Llegué a la hoy legendaria revista Humor en el año 1981 y empecé entonces a escribir como actividad casi cotidiana hasta hoy. Versionar teatro no es lo mismo que una columna sobre sexo ni una nota acerca del psicoanálisis o el cipayismo en nuestra cultura. Pero escribir constituye ineludiblemente, para mí, una exploración solitaria, unas veces dolorosa de tanto vacío, y otras lujuriosa de tanto arrebato, pero comparable a nada.

Quizá solamente sea comparable a la aventura de leer. Si quien está leyendo esto acostumbra a disfrutar de la lectura, sabe de qué estoy hablando cuando escribo esto que lee.

Material disponible en Biblioteca LGTBI "Oscar Hermes Villordo" de María Fiorentino
Libros:


-Frío de película, hambre de novela
Editorial Tea - Buenos Aires - 2000


Lápices y fotos. Libros y papeles. Hacete un viaje hacia adentro. Para llegar afuera. Veinte años. No es nada. Jung tiene razón. El deseo es un arquitecto muy poderoso. Agarrate, Catalina. Sentándome a la pecé. Y vigilando el horno. Enfriándose el mate. Qué ojerosa que estás. Ano duermo bien. No es insomnio.
No duermo mucho. No duermo. Maquillaje corrector. Y no te olvides nunca que yo, repite García a toda hora.
Pizza fría con café. Yo sólo quiero amor, boby, repite García a toda hora.
El teléfono suena y es mejor irse a un bar. Pero a mano no puedo. Tu mente va a estallar en un momento, repite García a toda hora. Mientras te escribo este pienso en el otro. Madrugada y champagne.
Y yo riendo a solas. Celebrando el encuentro. Mirás vos, un retrato escrito, qué pegada.
Ella, a la que le gustan tanto los libros y las fotografías. Acabalo. Acabala. Acabame. Ya está.


*Esta y todas las entradas se actualizaran a medida que encontremos nuevo material.
*Si querés donar algun ejemplar faltante, no dejes de escribirnos.
*Si un link no funciona, por favor avisanos.
*Para consultar ejemplares escribinos a bibliotecalgttb@gmail.com




Comentarios

Entradas populares de este blog

Federico Klemm y Carlos Robledo Puch

Cris Miró: Los 90 en un cuerpo andrógino

Kamasutra Gay para Mormones