Sarah Kane

El teatro no tiene memoria, lo que lo convierte en el más existencial de las artes. 
Sarah Kane 1998.

Sarah Kane nace en Essex el 3 de febrero de 1971. Sus padres, ambos periodistas y profundamente religiosos. Estudia Arte dramático en la Universidad de Bristol y luego hace un master en la Universidad de Birmingham. Kane sufría depresión y pasó tiempo en el hospital. Atentó contra su vida usando barbitúricos y pocos días después, el 20 de febrero de 1999, en el hospital donde estaba siendo tratada se suicida ahorcándose. 

Cuando Kane escribió "Crave" bajo el pseudónimo de Marie Kelvedon (Kane creció en Kelvendon Hatch) inventó la siguiente nota bibliográfica de Marie:


Marie Kelvedon tiene veinticinco años. Creció in Alemania en una base del Ejército Inglés y volvió a Inglaterra cuando tenίa dieciseis para completar sus estudios. Fué expulsada del colegio St Hilda en Oxford, después del primer año por cometer un acto de inexplicable Dadaismo en el comedor del colegio. Sus historias cortas han sido publicadas en varias revistas literarias europeas y tiene un libro de poemas Onzuiver (Impureza) publicado en Belgica y Holanda. Su debut en el Festival Alternativo de Edimburgo fue en 1996, un happening espontáneo detrás de la ventanilla del servidor de platos de un restaurante para una audiencia de sólo una persona. Después de dejar la prisión de mujeres trabajó como taxista, como preparadora de escenarios para el grupo los Manic Street Preachers y como presentadora de programas de radio para la BBC Radio World Service. Ahora vive en Cambridgeshire con su gato Grotowski. 

Sarah Kane en Wiki Pedia.



4.48. Psicosis fue la última obra de la dramaturga inglesa Sarah Kane. La escribió mientras su propia vida tambaleaba. Nunca la vio en escena: el punto final de sus días lo imprimiría en 1998, a los 28 años. La obra fue estrenada dos años después. 
Rafael Spregelburd se encargó de traducir al castellano esta versión de la pieza de Kane que se estrenó en 2006 en El Kafka espacio teatral con dirección de Luciano Cáseres e interpretada magistralmente por Leonor Manso. En la edición de Losada de Ansia y 4.48 Psicosis recuerda: “Conocí a Sarah Kane en Londres, en 1998, durante una residencia en el Royal Court Theatre. Era una chica simpática, un poco tímida, y absolutamente apasionada, arrebatada por el acto de la escritura. Su relación con el teatro –pasional, intensa y atípica- estuvo también signada por varios malentendidos. Fue particularmente útil para estas traducciones conversar con ella relajadamente sobre su obra, para poder visualizar algunas claves que más tarde su fugaz y desenfrenada carrera dentro del teatro habría de distorsionar. La relación de Sarah Kane con el sistema de la representación (al menos con el inglés), con la palabra, con la idea de la actuación, con el extrañamiento en el teatro, y sobre todo con la recepción de sus obras fue siempre muy compleja. Baste recordar -por ejemplo- que para evitar cierto lastre de información adicional (producto del escándalo mediático generado por el estreno de Blasted), Sarah decide presentar el texto de Ansia con un seudónimo [Marie Kelvedon] ejerciendo así una enorme libertad. La libertad -incluso- de no tener que ser Sarah Kane. Esta misma libertad está presente en toda su obra. La expresión intensa de pulsiones e intuiciones para las que aún no hay gramática signa toda su escritura...”.   (Leer completo en Fuente



Material disponible en Biblioteca LGTBI de Sarah Kane
Libros:


-Ansia / 4.48 Psicosis
Traducción de Rafael Spregelburd
Prologo de Jorge Dubatti
Losada - Argentina - 2005

Con la publicación de este libro, Losada incorpora a su colección Gran Teatro dos piezas fundamentales de Sarah Kane, una de las voces más renovadoras de la escena británica contemporánea: Ansia (1998) y 4.48 Psicosis (estrenada póstumamente en 2000) constituyen dos textos radicales y singulares de una dramaturga que ha logrado llevar el texto teatral al límite de sus posibilidades. En ambos casos lo que parece ser el despliegue de un monólogo interior, el fluir de una conciencia abrumada por la angustia, la soledad y el vacío, se va disolviendo en una pluralidad de voces, como si esa única conciencia se astillara al estrellarse ante la imposibilidad de encontrar sentidos unívocos o fuese asaltada por ecos ajenos, colocando lo dicho más allá de las nociones de individuo o de género, de coordenadas espaciales o temporales, o de una causalidad psiciologísta. Al filo de la poesía, Sarah Kane alcanza una elocuencia desgarradora.


*Esta y todas las entradas se actualizaran a medida que encontremos nuevo material.
*Si querés donar algun ejemplar faltante, no dejes de escribirnos.
*Si un link no funciona, por favor avisanos.
*Para consultar ejemplares escribinos a bibliotecalgttb@gmail.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Federico Klemm y Carlos Robledo Puch

Cris Miró: Los 90 en un cuerpo andrógino

El riesgo de ser homosexual en la Argentina, Carlos Jauregui en Siete Dias de 1984