Augusto Forel


Auguste Forel (1848-1931)
Auguste Forel nació en Morgens, cantón de Vaud (Suiza) el 1 de septiembre de 1848. Era el máyor de los cuatro hijos de una familia de clase media. A temprana edad se aficionó a observar insectos, especialmente las hormigas; el conocido trabajo Investigación del comportamiento de las hormigas autóctonas (París, 1812) de M.P. Huber, cofundador de la Sociedad Suiza de Ciencias Naturales, se convirtió en su Biblia. Realizó estudios secundarios en el Colegio Cantonal y más tarde en la Academia de la ciudad. Desde muy pronto, según dice en su autobiografía, se fascinó por la teoría de la evolución de Darwin que conoció por Edouard Bugnion. Ambos siguieron estudiando juntos.

En 1866 comenzó sus estudios de medicina en la Universidad de Zurich que simultaneó con sus aficiones entomológicas. Publicó varios trabajos y fue miembro de la Sociedad Suiza de Entomología. Finalizó la carrera en 1871 y realizó los exámenes en Lausanne para obtener un puesto, que no superó. En los siguientes meses viajó por el país para realizar una obra monográfica sobre las hormigas autóctonas (Les Fourmis de la Suisse..., 1874).

En el invierno de 1871 – 1872 permaneció en Viena para estudiar neuroanatomía con Meynert y preparar la tesis de doctorado sobre el tálamo óptico de los mamíferos. A pesar de estar en desacuerdo con algunos presupuestos de Meynert, éste le aceptó la tesis (Beiträge zur Kenntnis des Thalamus opticus und ihn umgebenden Gebilde bei den Säugethieren). También estuvo un tiempo en Tubinga para estudiar nuevas técnicas histológicas con Franz Leydig.

Pasó el examen cantonal en Lausanne en 1872, pero no logró entrar en la institución psiquiátrica que deseaba. Al año siguiente marchó a la Universidad Ludwig-Maximilian de Munich como asistente de Bernhard von Gudden. Llegó a ser "Privatsozent" en 1877 después de completar un importante trabajo sobre la llamada región incerta (mezcla de sustancia blanca y sustancia gris entre el cuerpo de Luys y el hipotálamo). También participó en la creación del primer microtomo útil para realizar cortes de las estructuras cerebrales.

Forel participó en una expedición mirmecológica a Colombia en 1878, pero la tuvo que abandonar en las Islas Virginia por la muerte de su amigo y compañero Steinheil. En 1882 contrajo matrimonio con su hija Emma Steinheil. En 1879 fue contratado como director del Asilo Burghölzli y como profesor de psiquiatría de la Universidad de Zurich, para sustituir a Hitzig. Él, a su vez, fue sustituido por Bleuler, por Maier y, más tarde, por el hijo de Bleuler. En la institución psiquiátrica que encontró se castigaba con frecuencia a los enfermos, existía la corrupción política y financiera e incluso contaba con una taberna y burdel. Con su asistente Laufer tuvo que luchar contra la administración local, utilizando en parte la prensa. Puso el establecimiento en condiciones adecuadas, ordenó una alimentación adecuada para los enfermos, introdujo la cura de sueño, las actividades lúdicas, la terapia ocupacional, y la psicoterapia.

No olvidó sus estudios histológicos sino que los intensificó. Siguió investigando los cerebros de varias especies animales con sus discípulos, entre los que se encontraban Bleuler, Meyer y Vogt. Conoció las técnicas de Golgi y las utilizó rápidamente. El trabajo más destacado de Forel, para los neurólogos, se publicó en 1887 (“Einige hirnanatomische Betrachtungen un Ergebnisse”). Apareció alrededor de dos meses después de que W. His llegara a conclusiones parecidas en estudios histogénéticos (“Geschichte des menschligen Rückenmarks und der Nervenwurzeln”, Abh König Sächs Gesellsch Wiss, Leipzig, 1886; 13: 477-514). Así, tanto His como Forel llegaron de forma independiente a la hipótesis de la unidad celular y funcional de las células nerviosas. La insinuación de ambos fue puesta de manifiesto un año después por Cajal con su “ley del contacto pericelular”, según la cual las células del sistema nervioso no se relacionan entre sí por “continuidad”, como se creía, sino por simple “contigüidad”,  y estableció con ello la doctrina de la neurona. Fue Waldeyer quien propuso este nombre en 1891.

Forel fue un luchador contra el alcoholismo. Para el tratamiento de los alcohólicos fundó el primer Guttemplerorden und förderte alkoholfreie Wirtshäuser y los restaurantes donde no se servían bebidas alcohólicas, y escribió varios trabajos al respecto. Luchó también por el cambio de estatus de la mujer en la sociedad, de los hijos ilegítimos, el control de los burdeles y la prostitución, la situación de los homosexuales y el antisemitismo. Defendió, en cambio, la eugenesia, siendo uno de sus promotores en Suiza.

Uno de los libros que tuvo mucho impacto en todo el mundo en su época fue Die sexuelle Frage. Eine naturwissenschaftliche, psychologische, hygienische und soziologische Studie für Gebildete. En un momento en el que el tema era tabú, Forel lo aborda con naturalidad; describe la anatomía, la fisiología y la psicología de la sexualidad, así como los temas de tipo jurídico, educativo y social relacionados. Fue criticado por los gobiernos de varios países, incluido el suizo, y por los grupos moralistas. Forel criticó también a Freud por su teoría pansexualista del origen de las neurosis, pero reconoció sus contribuciones al estudio del subconsciente.

Forel también estudió el valor terapéutico del hipnotismo y algunas enfermedades mentales. Viajó a Nancy para aprender de Hippolyte Bernheim la técnica de la hipnosis. Sobre el tema publicó Der Hypnotismus oder die Suggestion und die Psychotherapie (1888).

Forel fundó el Journal für Psychologie und Neurologie que en 1954 cambió a Journal für Hirnforschung. En 1898 Forel se jubiló y regresó a su cantón. Viajó mucho, siguió observando las hormigas en varias expediciones, y escribió sobre varios temas. Le preocuparon de forma especial los problemas de la memoria y  la relación mente-cerebro; en 1905 publicó el libro sobre el tema Gehirn und Seele. En 1909 Forel fundó la Asociación Internacional de Psicología Médica y de Psicoterapia

En 1912 sufrió un accidente vascular cerebral y quedó con una hemiplejia. Tuvo que aprender a escribir con la mano izquierda a la edad de sesenta y cuatro años. Publicó una extensa obra en cinco volúmenes entre 1921 y 1923 sobre la vida de las hormigas y la comparaba con la de los humanos desde todos los ángulos (Le Monde sociale des fourmis).

Fue pacifista y socialdemócrata. Fue internacionalista y defensor del esperanto. Rehusó los nacionalismos y el chauvinismo y fue partidario de la creación de una alianza internacional para el mantenimiento de la paz después de la primera guerra mundial. Siempre le fueron reconocidas sus fuertes convicciones y su honestidad intelectual. Permaneció activo hasta que murió a la edad de ochenta y tres años, el 27 de julio de 1931 en Yvorne. Vogt se encargó de realizar la autopsia y estudiar su cerebro.


José L. Fresquet. Profesor titular. Instituto de Historia de la Ciencia y Documentación (Universidad de Valencia - CSIC). Marzo de 2008. FUENTE: http://www.historiadelamedicina.org/forel.html


Material disponible en Biblioteca LGTBI de Augusto Forel
Libros:

La cuestión sexual 
de Augusto Forel
Version española de Ramon M. Abella
Coleccion Eros
Bajo la direccion del Dr. Juan Lazarte
Volumen 1, 2 y 3

Pasos antes de entrar a la librería distinguí me llamaron la atención estos libros ubicados al fondo de una batea. Me apresuré. Abrí uno, automáticamente los separé para llevarlos. Se trata de LA CUESTIÓN SEXUAL de Augusto Forel en una colección llamada EROS que estaba bajo la dirección del Dr. Juan Lazarte. Forel murió en 1931 y fue un pionero en sexologia en Suiza y Europa. Pero bien podemos imaginar que no todos eran Nin Frias. Nos hemos detenido en varios capítulos que te hacen abrir los ojos y decir ¡que fuerte!. imposible transcribir todo lo que quisiéramos. La traducción es de Ramon M. Abella y resalto que al miembro masculino, Abella le dice VERGA a secas: "A.M. de 22 años de edad, hijo de borracho, tiene una hermana imbécil (...) Una irrefrenable obsesión lo impulsa a vestirse de mujer sin que puedan corregirlo ni hacerlo desistir de ello, desprecios, burlas ni castigos (...) Sus modales de mujer lo hicieron sospechoso a la Policía que lo tomó por una muchacha disfrazada de hombre (...) Aunque los testículos y la verga parecen perfectamente normales, no tiene nunca erecciones..." Hay incluso capítulos donde habla de "fiestas de homosexuales" y describe a sus concurrentes. En fin, otra muestra de que lxs héteros siempre han estado ocupándose de como lo hacen lxs que no son (y nunca serán) como ellos. Estos cúmulo de libros ya son tesoro en la Biblioteca. Y servirán para deleitar tardes o noches de encuentros. (Uno de los tomos se llama El sexo en la Civilización, Varios autores) 
 Pietro Salemme

Esta y todas las entradas se actualizaran a medida que encontremos nuevo material.
*Si querés donar algun ejemplar faltante, no dejes de escribirnos.
*Si un link no funciona, por favor avisanos.
*Para consultar ejemplares escribinos a bibliotecalgttb@gmail.com 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cris Miró: Los 90 en un cuerpo andrógino

Federico Klemm y Carlos Robledo Puch

Kamasutra Gay para Mormones