Buscar este blog

3/8/20

Simon Díaz, Hugo Blanco, Joselo: los "machos" que se burlaban de las "mariposas locas"



Desde los años 60, cuando más crecían las ciudades
venezolanas, menos se acoplaban a los patrones morales conservadores. De hecho,
ya a mediados de los años setenta, el 92% de los venezolanos rechazaba la actitud
rígida de la Iglesia hacia el sexo. Por lo que, buena parte del control de los
cuerpos en este período advino de realidades propias de la masificación tecnológica.
Así, los prejuicios sexuales heredados de la literatura decimonónica fueron
apropiados por un emergente dispositivo disciplinario: la radio. Las Gaitas de las
Locas de Hugo Blanco y Simón Díaz, iniciaron este proceso, al vulgarizar la imagen
depravada y afeminada del homosexual. Deshumanización, que paradójicamente,
ocasionó la primera manifestación a favor de los homosexuales en el país. En 1976,
mientras Simón Díaz promocionaba uno de sus discos, fue recibido por un grupo de 
personas, quejándose del contenido vejatorio de La Gaita de Las Locas.



Hechos como este, motivaron, con evidentes prejuicios, los exhortos de Pablo Sosa, entonces
Presidente de la Cámara de Radio:

A mi juicio no creo que sea correcto grabar este tipo de discos… Podrán vender
mucho, pero están lesionando a venezolanos que son tan venezolanos como los
normales (…) esa gente tiene sus problemas, pero no tiene por qué estar en la
palestra pública, sometida a la burla del resto de los venezolanos.


Mientras tanto, la Radio iba siendo desplazada por la televisión, dispositivo
mediante el cual se fueron multiplicando los estereotipos y paradigmas
comportamentales venezolanos desde entonces (sexismo, violencia, estereotipos
raciales, etc.). Este medio resultó sumamente eficiente en la creación de “matrices
de opinión” debido a la rapidez característica de los mensajes audiovisuales, los
cuales el público difícilmente podía reflexionar. Impacto acrecentado con la,
entonces, baja proporción de lectores en el país. Desde luego, la televisión no solo
asimiló los sketches tipo La Gaita de Las Locas. Además, multiplicó las imágenes y
los clichés negativos sobre los homosexuales. De allí que, a finales de los años
setenta, el 83% de los venezolanos no estuviera de acuerdo con la homosexualidad.
En esta lógica, el “venezolano de bien” debía ignorar exposiciones directas y
pedagógicas sobre el sexo, y más bien, “divertirse” con la representación del
homosexual afeminado. No es de extrañar que Reto, el primer programa de TV en 
abordar la homosexualidad de manera seria en el país, fuera cerrado a la semana
siguiente por motivos “morales”. 
 De este modo, la imagen de la “loca” se
disparó a partir de los años 80. Pues, otros artistas, además de Simón Díaz, Joselo y
Hugo Blanco, se hicieron célebres en esos años por estos sketches. Y
probablemente, quien más haya contribuido a ello sea Henry Rodríguez, quien desde
entonces ha personificado inúmeras veces al estereotipo homosexual, en los
programas “humorísticos” de Radio Caracas Televisión y Venevisión.
FUENTE y texto completo ENTRE EL ESTIGMA HOMOFÓBICO
Y EL ORGULLO GAY:
UNA APROXIMACIÓN A LA HISTORIA DEL




28/7/20

Elizabeth Gomez Acosta, la ministra que no entendió nada

Eli Gonzalez Acosta: Ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad. Abogada DDHH. Docente (UBA). Feminista. Como ella se define y con el cargo publico que ocupa,  tiene el descaro y el desatino de "recordar y reivindicar" a un asesino de homosexuales: El Che Guevara. Recuerda y reivindica a uno de los que manejaba los Campos de Concentración para Homosexuales en Cuba. 










El siguiente es un Twitter de la Ministra:
 

En Cuba existieron campos de concentración para homosexuales

En el continente americano existieron campos de trabajo forzado para «rectificar» la «conducta impropia» de homosexuales, quienes debían «suplir» su supuesta falta de masculinidad en Unidades Militares de Ayuda a la Producción. Se estima que alrededor de 30.000 personas estuvieron internadas ahí. Reinaldo Arenas, poeta cubano, fue uno de ellos.

Dichos campos fueron administrados por Ernesto El Che Guevara quien decía «el trabajo os hará hombres», cita que se le adjuica a Lenin.

El propio Fidel Castro dijo en 1965: «Nunca hemos creído que un homosexual pueda personificar las condiciones y requisitos de conducta que nos permitan considerarlo un verdadero revolucionario. Una desviación de esa naturaleza choca con el concepto que tenemos de lo que debe ser un militante comunista». (Fuente)


Ultima Carta de Reinaldo Arenas

Queridos amigos: debido al estado precario de mi salud y a la terrible depresión sentimental que siento al no poder seguir escribiendo y luchando por la libertad de Cuba, pongo fin a mi vida. En los últimos años, aunque me sentía muy enfermo, he podido terminar mi obra literaria, en la cual he trabajado por casi treinta años. Les dejo pues como legado todos mis terrores, pero también la esperanza de que pronto Cuba será libre. Me siento satisfecho con haber podido contribuir aunque modestamente al triunfo de esa libertad. Pongo fin a mi vida voluntariamente porque no puedo seguir trabajando , Ninguna de las personas que me rodean están comprometidas en esta decisión.
Solo hay un responsable: Fidel Castro. Los sufrimientos del exilio, las penas del destierro, la soledad y las enfermedades que haya podido contraer en el destierro seguramente no las hubiera sufrido de haber vivido libre en m país.
Al pueblo cubano tanto en el exilio como en la Isla le exhorto a que siga luchando por la libertad. Mi mensaje no es un mensaje de derrota , sino de lucha y esperanza.

Cuba será libre. Yo ya lo soy.
Reinaldo Arenas
New York



Y esta es una Biblioteca/Archivo independiente. Y como solo chupo culos por placer, puedo decirlo. Sin embargo los sometidos de la CHA(chara) no ha podido decirle nada a la ministra. Claro, son les jefes. Y tienen que ser sumisos y obedientes. Estan doblegados y decadentes. Pero bueno, a la Bullrich se la señalaron. Tan divertides son! Y al ver los hilos de la corrupción todo reclamo resulta absurdo, ridiculo y poco creible. 

Polaroids del ayerhoy

¿Donde quedaron las ofertas a $1.89? ¿Donde los supermercados sin fila? ¿Donde los changos sin sanitizante? ¿Donde las compras sin protocolo al llegar a casa? "Yo quier puta" le decía #CarolinaFal en una escena de #SonOSeHacen a #VictoriaOnetto ¿Donde quedaron las putas en esta nueva infamia del ser humano? "Las calles vacias, ni las putas pueden trabajar" dijo #CristinaLaVeneno un día. Solo se que el tiempo se escurre, y que en cualquier momento, puede pasar cualquier cosa. Pi🙋🏻‍♂️


Una publicación compartida por Pietro Salemme Silvert 🟥🟧🟨🟩🟦🟪 (@archivolgbt) el

#YaninaMoreno le dice que no a #RodrigoDeLaSerna y luego se chapa a un chonguito mientras que de fondo suena #NesesitoUnAmigo por #Twiggy ---- #SonOSeHacen (1998) ------ Escribo desde el #ArchivoPIETRO que me permite estar en una burbuja que me proteje bastante de un país que no quiero ver. #PlanDeEvacion 🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈





Ver esta publicación en Instagram

#YaninaMoreno le dice que no a #RodrigoDeLaSerna y luego se chapa a un chonguito mientras que de fondo suena #NesesitoUnAmigo por #Twiggy ---- #SonOSeHacen (1998) ------ Escribo desde el #ArchivoPIETRO que me permite estar en una burbuja que me proteje bastante de un país que no quiero ver. #PlanDeEvacion 🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈· · · #travesti #dragqueen #travestis #travestie #makeup #transexual #transgender #ladyboy #gay #tgirl #crossdresser #travestieshow #trans #travestikünstler #drag #travestismo #showtime #shemale #travestishow #crossdressing
Una publicación compartida por Pietro Salemme Silvert 🟥🟧🟨🟩🟦🟪 (@archivolgbt) e 
l


 TRES CHICOS AUDACES. 1998 #SonOSeHacen - El activismo y la militancia del arte y el amor - #IvanGonzalez #WalterQuiroz @walterquirozok #RodrigoDeLaSerna ---------- "Lo único que sabemos es lo que nos sorprende: que todo pasa, como si no hubiera pasado" #SilvinaOcampo ♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈🏳️‍🌈·


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Pietro Salemme Silvert 🟥🟧🟨🟩🟦🟪 (@archivolg 
bt) el


IMAGENES DEL PROGRAMA "SON O SE HACEN" DEL #ArchivoPIETRO


16/7/20

Los Faunos, el primer espacio en la región que abrazó a la diversidad de personas por Oscar Sarhan


En los años ochenta y hasta entrados los noventa, existió en Cipolletti, en una chacra, un espacio de encuentro y de diversión para quienes buscaban algo distinto a lo que proponía la noche valletana: Los Faunos. Este es un recuerdo, un pequeño homenaje a quien fuera su fundador y anfitrión, Víctor Nittinger “Rututu”, y a todas las personas que defendieron y siguen defendiendo su derecho a la alegria de ser. Por Oscar Sarhan.


Es “tío Victor”. Víctoriano Nittinger, actor, locutor, modelo publicitario oriundo de Carcaraña (Santa Fe) y que luego de pasar por Rosario, llegó a Buenos Aires, donde fue famoso en los años ‘60 y ‘70. Allí hizo grandes amigos como Amelita Baltar, Antonio Gasalla y Jorge Luz.

Ávido de nuevos proyectos arribó a Cipolletti para fundar dos negocios, dos espacios que brillaron gracias al hechizo con el que siempre abrió sus puertas: “El Sillón Encantado” y “Los Faunos”, este último una casa de chacra devenida en disco gay, la única en su tipo en todo el Alto Valle, y me atrevo a decir, en la Patagonia.

Conocí a Víctor en 1985, gracias a mi amistad con su amada sobrina, Ana Zitti. Desde ese momento nos hicimos amigos y era una fiesta cada vez que tío aparecía. También era conocido como “Rututu”, porque solía emular el sonido de su pavo real.

Era único. Un artista con un gran sentido de la libertad, un esteta, un irreverente divertido, un loco bello que se le escapó al sistema opresor de la época.

Acaba de conmemorarse un nuevo aniversario de la represión a los homosexuales en el bar Stonewall, de Nueva York. Pienso en los que todavia son perseguidos, asedidados, burlados en sus trabajos, considerados menos, en nombre de las religiones, de las políticas fundamentalistas, de la justicia en manos de jueces retrógrados.

Por la memoria de los que murieron buscando un mundo más justo e igual, es que la figura de Rututu se eleva. Fue, es y debe ser un orgullo la libre elección y el derecho a ser, según el deseo de cada una y cada uno.

Por eso no olvido que aquí, chicos y chicas llegábamos a bailar de todas partes del Valle. Era el refugio.

En invierno, cuando las heladas caían densas, tío Víctor encendía la estufa a leñas y entraba gritando “¡no quiero a nadie sentado!”.

Treinta años después, podemos recordar a Los Faunos como el lugar fundacional, acompañados por el amor, el desprejuicio y la alegría de tío.

Donde estés ¡Gracias Víctor!

Oscar Sarhan
FUENTE: https://neuquen.telefe.com/locales/los-faunos-el-primer-espacio-en-la-region-que-abrazo-a-la-diversidad-de-personas/

11/7/20

VIOLACION: Todo lo que está bien


POR PIETRO SALEMME SILVERT

El tipo trata de violarla
Cae Louise
Qué te salgas de ahí
Vas a pedir, vas a pedir
Piedad o te vuelo la cabeza puerco espín
La bala fue precisa, el mismo tipo
No hablo mas
(Dos dias en la vida, Fito Paez)
Imágenes de THELMA AND LOUISE (1991)


Luego de ver "La chica del dragón tatuado" (David Fincher, 2011) no puede dejar de asociar tres películas de décadas muy diferentes. Y una cuarta de yapa (Thelma and Louise, Ridley Scott, 1991). Y por supuesto que hay mas. ¿Acaso todas las series no tratan sobre crímenes brutales a mujeres? Eso nos da Netflix. Y siempre hay un hombre perverso detrás. ¿Y que mas? Nada mas. Es entretenimiento. ¿Nos entretiene ver mujeres violadas y descuartizadas? Pues la ficcion es superada por la realidad cada 12 horas aproximadamente en la Argentina. 
Sin el trabajo de MuMaLa https://www.facebook.com/MuMaLaNacional/ posiblemente no sabríamos nada sobre esas vidas que tienen nombre y apellido. 

Cuando anoche "La chica del dragón tatuado" no solo me estremecí con primero el abuso y luego la violación que justamente viene por parte de un miembro del Estado. Sino que en ese momento solo pense: Quiero ver la escena donde lo haga mierda. SPOILER. Y sucede.
Y por si al violador le quedan dudas, le deja un tatuaje en su pecho.  



En Argentina en Estado tambien viene violando a la mujeres y no pasa. Digamos la verdad. No pasa nada. La Justicia sigue violando a las mujeres. Y no pasa nada. Siguen matando a las mujeres. Y no pasa nada. Lo botones de pánico son la risa de los asesinos.


Imagen de "La Busqueda" (Juan Carlos Desanzo, 1985)

1985, película "La Busqueda" de Juan Carlos Desanzo, la adolescente interpretada por Andrea Tenuta tiene su viaje iniciático hacia la Justicia por Mano propia luego de ver como mataban a su padre, violaban a su madre y debajan a su hermano en estado de alienación, internado en un neuopsiquiatrico. 
Ella se mete en un submundo desconocido y cobra revancha. SPOILER. El entragador fue su propio novio. No queda ni uno vivo. 
¿Queres verla? Te la dejo


Y la tercer película que recordaba anoche mientras miraba "La chica del dragón tatuato" fue I Spit On Your Grave o Day Of The Woman (Tambien traducida como "Escupiré en tu tumba" y "El día de la mujer" aunque su traducción final fue "La violencia del sexo") Fue dirigida en 1978 por Meir Zarchi. Y me refiero a esa versión del 78, ya que hace unos añois hubo un par de remake.
Aquí una joven escritora es brutalmente atacada, golpeada y violada por un grupo de hombres a lo que hoy llamaríamos "manada". 
Sobrevive para que ellos paguen las consecuencias. 


El cine le ha permitido a las mujeres resolver cuestiones que el mundo machista de las leyes y el estado, no. Pero tampoco nos engañemos, el cine también es cosa de machismos y sabe que esas películas donde las mujeres son ultrajadas dejan buenos dividendos. La constante hipocresía. La doble moral. 

Pero a fin de cuentan, nadie me va a quitar lo que siento cuando esas mujeres vulneradas con las mas repugnante violencia, hacen justicia con sus propias manos porque es una respuesta a siglos de ser violadas sistematicamente. Es ficcion. Lo se. Pero puede ser real, y sino pregúntaselo a John Bobbit.

Y mirá como todo está construido para el beneficio del hombre, que Lorena Bobbit fue estigmatizada como "la loca corta pijas" y John se convirtió en una -fugaz- estrella del porno que filmó algunas películas y recorrió países haciendo sus shows. 

Impresionaba ver ese pene suturado en esta olvidable pelicula

Finalmente, como decía el Fito Paez de los 90s (que no es el de los 2020) LAS CHICAS CONMIGO, SON THELMA Y LOUISE.


por PIETRO SALEMME SILVERT



Cuando se habla de violencia contra las mujeres, no solo se habla de agresiones físicas.

Violencia contra las mujeres es cualquier conducta (una acción, un insulto, una actitud, un silencio o la falta de colaboración) que daña a la mujer por el solo hecho de serlo.

Nada justifica el ejercicio de violencia y vos nunca tenés la culpa de ser víctima de violencia.

Si sos mujer y sufrís cualquier tipo de violencia o corrés peligro de sufrirla, tenés derecho a pedir ayuda y protección.

La ley protege a las mujeres en todos los casos.

La violencia de género puede afectar:

tu vida,
tu libertad,
tu dignidad,
tu integridad física, psicológica o sexual,
tu situación económica,
tu seguridad.
Con esta guía vas a poder informarte más sobre este tema.

Si tenés alguna duda o consulta, acercate al CAJ más próximo a tu domicilio.



¿Me invitas un cafecito?
Podes hacerlo desde aca y es muy simple 
Todo ayuda a poder seguir adelante con este proyecto AUTOGESTIONADO

Mis dos amores / A two loves (1986) - Cine Lesbico / Bisexual en #ArchivoPIETRO


MIS DOS AMORES
MY TWO LOVES (1986)
Doblada / Audio Latino

Archivo Completo digitalizado en #ArchivoPIETRO de la emisión Cine Tele Uno.
Info sobre el archivo en https://bibliotecalgttb.blogspot.com/p/uso-del-archivo-digital-vhs.html

My Two Loves es una película de drama romántico estadounidense hecha para televisión en 1986 dirigida por Noel Black  protagonizada por Mariette Hartley y Lynn Redgrave. Se considera innovador por su interpretación de la bisexualidad y el lesbianismo en la televisión de la red en los Estados Unidos.






A continuación, traducción de la nota: 'MY TWO LOVES,' ABC MOVIE AT 9 By John J. O'Connor - April 7, 1986

La televisión generalmente ha estado incómodo con las lesbianas.
A principios de la década de 1970, se alcanzó un punto más bajo cuando una película de televisión presentaba a una pareja de lesbianas malditas dirigiendo una casa de ancianos y golpeando sádica mente e incluso asesinando a los pacientes. Las cosas nunca han sido tan escandalosas desde entonces, pero el tema del lesbianismo sigue siendo delicado, por decir lo menos, para la televisión. En "My Two Loves", la película de esta noche en ABC a las 9, un personaje afirma que las lesbianas son la "minoría invisible más grande de este país". Quizás con eso en mente, "My Two Loves" aborda el tema con un medida de franqueza y simpatía y luego, en forma típica de televisión, se retira discretamente antes de tomar decisiones difíciles.

Interpretada por Mariette Hartley, Gail se ve obligada a pasar a circunstancias más modestas después de que su esposo médico muere en un accidente automovilístico. Después de pasar de sus padres a la universidad y al matrimonio, de repente se encuentra en la posición de una "mujer independiente". Tiene una hija adolescente (Sara Inglis), que se queja mucho de ser descuidada. La propia madre de Gail (Sada Thompson) la apoya y está muy ansiosa por verla casada nuevamente. Y el divorciado Dr. Ben Taylor (Barry Newman), quien era el ex compañero del esposo fallecido, ya comenzó a cortejar a Gail con champán y sesiones de descanso en sus excavaciones de solteros.

Gail está asustada y confundida. Cuando comienza un nuevo trabajo como chef para una corporación, se siente aliviada al descubrir que su nuevo jefe es una mujer que parece inusualmente compatible. "Se siente bien que una chica real hable de nuevo", dice, "no tengo a nadie en quien confiar y lo necesito". Interpretada por Lynn Redgrave, Marjorie es atractiva, segura y sin engaños. Al principio de la amistad, Marjorie confiesa que es lesbiana y recientemente terminó una relación de siete años con otra mujer. Mirando a la desconcertada Gail, ella dice sonriendo: "No todos usamos cuero negro y montamos Harley-Davidson". Marjorie insiste en que no quiere poner nerviosa a Gail, pero "si creyera que considérame, trataría de ser tu dama llamada ''.

En poco tiempo, Gail queda atrapada entre Marjorie, por un lado, y su madre, su hija y el Dr. Taylor, por el otro. Claramente, el guión de Reginald Rose y Rita Mae Brown quiere dar la impresión de ser equilibrado, pero las caracterizaciones no dejan lugar a dudas. Marjorie es virtualmente perfecta: fuerte, compasiva y clara de ser homosexual: `` Podemos perder nuestros trabajos, nuestras promociones, nuestros hijos, el respeto de nuestra familia. Te dicen que nunca digas una mentira, a menos que seas gay ''.

El otro lado está dibujado en colores considerablemente menos favorecedores. El Dr. Taylor es un torpe tipo machista, más preocupado por su ego magullado que por la situación de Gail. Marjorie lo encuentra, con razón, patéticamente chovinista. La madre de Gail es simplemente homofóbica, decidida a mantener a su hija en el camino de la "normalidad". Y la hija de Gail es una de las adolescentes más odiosamente egoístas que se enfrentó a un drama televisivo esta temporada. Sin embargo, "My Two Loves" decide, en las últimas escenas, dejar que Gail se libere de tomar cualquier decisión en la cámara. Se han planteado cuestiones delicadas. Esa parece ser la señal de la televisión para alejarse de ellos.

Dirigida por Noel Black, esta producción de Alvin Cooperman, realizada en asociación con Taft Entertainment, fue filmada en San Antonio. "My Two Loves" les da a Miss Hartley y Miss Redgrave oportunidades para brillar en papeles fuera de sus límites habituales, y ambas actrices trascienden espléndidamente las inhibiciones del guión y la producción. La pasión entre las dos mujeres se limita a abrazos bastante tentativos; El éxtasis parece limitarse a lavarse el pelo. Hace quince años, "That Certain Summer" miró a los homosexuales masculinos con un gusto estudiado y un decoro inquebrantable. La televisión finalmente ha logrado hacer lo mismo con las lesbianas. 



d i f u s i ó n HERNAN Y LOS NEONAZIS de Santiago Idiart

En una ciudad argentina, un violento grupo de neonazis inicia una salvaje cacería de travestis, feministas y militantes de izquierda sembrando el terror. Una pequeña agrupación feminista y LGBT formada por estudiantes universitarios decide enfrentarlos. En este contexto, una insólita relación surgirá entre un militante gay y un miembro de la banda neonazi; relación que transformará radicalmente las vidas de ambos personajes acarreando incontrolables consecuencias y obligándolos a enfrentarse- a su pesar- con las limitaciones de las estructuras de pensamiento sobre las que habían edificado sus vidas. Novela negra, con toques satíricos y ribetes eróticos, policiales y sentimentales que termina convirtiéndose en una parábola sobre lo absurdo de la condición humana y la banalidad del mal...



Santiago Idiart nació en Tandil, República Argentina en 1980. En 1994 obtuvo una mención de honor en el Primer Concurso Nacional de Poesía  para Estudiantes Secundarios. En 1997 resultó seleccionado en en el concurso de poesía de la Editoral Poly Balestrini para integrar el libro de antología peética "Ardiente Ráfaga Íntima"  (Buenos Aires, 1997). Ese mismo año también resultó mencionado en el concurso de poesía romántica de Editorial Cátedra: dos poemas suyos fueron publicados en la antología "Canción de primavera" (Buenos Aires, 1997). Publicó colaboraciones en diarios y periódicos locales, tanto con textos literarios como con artículos de opinión sobre temas sociales y políticos. Cursó estudios de Letras en la Universidad Nacional de Mar del Plata. Participó de congresos sobre lenguas y culturas clásicas y sobre Literatura. En 2020 publicó en Bubok su primera novela, "Hernán y los neonazis", inspirada en ciertos sucesos que conmovieron a la ciudad de Mar del Plata a mediados de la década de 2010. Actualmente, reside y trabaja en Pergamino.

¿DONDE CONSEGUIR SU LIBRO?
Podes conseguirlo tanto en papel como en versión digital:



EN BUBOK
https://www.bubok.com.ar/libros/206205/HERNAN-Y-LOS-NEONAZIS

EN AMAZON
https://www.amazon.com/-/es/Santiago-Idiart-ebook/dp/B088BK3KKR/ref=sr_1_1?__mk_es_US=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&dchild=1&keywords=hernan+y+los+neonazis&qid=1594465994&sr=8-1

EN MERCADOLIBRE
https://articulo.mercadolibre.com.ar/MLA-864468473-hernan-y-los-neonazis-_JM#position=1&type=item&tracking_id=220c3061-c03b-4104-8831-20d3efce85dd



¿Me invitas un café virtual?

Mientrastanto, yo sigo compartiendo y difundiendo el material que recibo. Y llevando desde 2009 el espacio de la Biblioteca LGTBIQ+ Argentina. 
Un cafe, un mimo. 
¡Gracias!
·ArchivoPIETRO

10/7/20

Thes Three / Esos Tres (1936) Subtitulada en español - Cine lesbico en #ArchivoPIETRO


ESOS TRES
THES THREE 
(1936)
Pelicula digitalizada por #ArchivoPIETRO grabada de una emisión de CVSAT
Para consultar pelicula completa: https://bibliotecalgttb.blogspot.com/p/uso-del-archivo-digital-vhs.html


These Three es una película dramática estadounidense de 1936 dirigida por William Wyler y protagonizada por Miriam Hopkins , Merle Oberon , Joel McCrea y Bonita Granville . El guión de Lillian Hellman se basa en su obra de 1934 The Children's Hour . 

Se realizó una nueva versión de la película en 1961, también dirigida por Wyler, y fue lanzada  como The Children's Hour en los Estados Unidos y The Loudest Whisper en el Reino Unido. (Fuente WIKIPEDIA)







Esos tres (These Three, 1936)/La calumnia (The Children’s hour, 1962) de William Wyler
By hildy

Dentro de la filmografía de Wyler hay dos películas que parten de una misma obra teatral. La primera con la que Lilliam Hellman consigue un éxito fulgurante en Hollywood en 1934, The Children’s hour. La primera adaptación cinematográfica la realizó el director cuando iba camino a convertirse en un director de los grandes y era un proyecto que puso en marcha el productor Goldwyn en un momento complejo porque muchos de los temas tocados en la obra original chocaban frontalmente con el Código Hays en plena vigencia. La segunda fue durante los años sesenta cuando Wyler decidió llevar adelante una nueva adaptación cuando ya el Código Hays estaba en las últimas y pretendía atrapar todos los matices que en su momento no pudo reflejar. Fue su proyecto a continuación de la colosal Ben Hur y pretendía volver a filmar una historia intimista y de autor. En ambas películas, Lilliam Hellman fue la responsable del guión. En la de 1936 supuso el cimiento de una larga amistad entre la guionista y el director y una extensa colaboración artística, la segunda reflejó una relación de muchos, muchos años con todas sus luces y sombras.

Tengo el placer, de por fin, haber logrado ver las dos (me llevé un pequeño disgusto con el dvd que acaba de salir con Esos tres pues en su carátula anuncia que está la versión original subtitulada al castellano pero luego el dvd presenta su versión doblada y versión original pero sin los subtítulos). Y es un placer poder compartir estas dos visiones a las que las distancia casi treinta años. Ambas cuentan con virtudes y defectos pero son dos películas muy interesantes y merece la pena analizarlas. No son obras redondas pero sí intensas con ingredientes de buen melodrama y ambas pobladas de buenas interpretaciones y una dirección adecuada. A las dos les afectó el tema del momento en que fueron rodadas, el tiempo.

En la versión de 1936, Wyler quiso luchar con Goldwyn para poder llevar de la forma más parecida al original la obra. El productor no dio su brazo a torcer porque al comprar los derechos había cedido a varias cuestiones que fueron inamovibles: cambio de título original de la obra, ninguna alusión al lesbianismo entre las protagonistas y, por último, siguiendo los dictados del código, imposibilidad de reflejar el suicidio de una de las protagonistas. Sin embargo, fue Hellman la que convenció a Wyler que merecía la pena el esfuerzo porque podía salvar lo esencial de la obra y es cómo la calumnia y el rumor pueden destrozar la vida de las personas y puede tener consecuencias nefastas. Sobre todo si esa mentira parte de una clase pudiente que puede influir en la sociedad y en la opinión pública y si los calumniados son de una clase social que no cuenta con los mismos mecanismos de defensa.

El argumento original —inspirándose en un hecho real parecido— cuenta cómo la mentira, los rumores y los tejemanejes de una niña millonaria destroza la vida y quita la dignidad de dos de sus maestras y del novio de una de ellas al comentar a su abuela, una aristócrata influyente, que las dos maestras mantienen una relación lésbica en la escuela a la vista de las alumnas. Así se va realizando un ovillo enorme que destroza varias vidas y sobre todo –por la presión, la forma en que son juzgadas por una sociedad injusta que no ofrece la posibilidad de defensa ni dudar de las mentiras de una niña odiosa, por el mundo de las apariencias, la campaña de los medios de comunicación…— provoca que una de las maestras tome una decisión drástica. Esa maestra finalmente no puede esconder que tras ese rumor, ella ha descubierto una certeza que afecta a su vida personal y a su forma de comportarse.

En la versión de 1936, Wyler y la Hellman no emplean el lesbianismo femenino entre las dos maestras y amigas sino que lo convierten en un ménage à trois entre las dos maestras y el novio de una de ellas, un médico de la localidad donde se ubica la escuela. Y además evita el suicidio de una de las protagonistas que lo que hace es desaparecer del mapa y restablecer el honor de cada uno de ellos, aunque sus vidas ya han sido destrozadas por la calumnia. Y aunque podemos atisbar un final feliz queda en suspenso, una de las maestras tiene que renunciar a su amistad y a su trabajo y la otra tiene que enfrentarse a una nueva vida en Viena, un país que pronto caerá en guerra, a donde a tenido que ir el doctor a ganarse la vida.

Así en Esos tres cobra una especial importancia el tercero en cuestión, el hombre, algo que se diluye más en la versión de 1962 que es más bien un personaje de apoyo y secundario (en la primera un como siempre correcto y atractivo, a mí me encanta, Joel McCrea. En la segunda en un anodino papel James Garner, más como comparsa y apoyo de las protagonistas). El reparto es importante en esta versión de 1936 pues todos cumplen su papel perfectamente en la trama y el casting es perfecto en cada uno de sus personajes. El mayor acierto es la elección de la niña rica, malvada y odiosa del que realiza una portentosa recreación la actriz Bonita Granville, su papel es escalofriante y logra apoderarse de todas las escenas en las que aparece y representar de manera verosímil la perversidad infantil. Algo que falla estrepitosamente en la versión de treinta años después donde la niña es la actriz Karen Balkin que sólo consigue ser histriónica y no logra toda la fuerza y profundidad dramática de su antecesora.

Las maestras son Merle Oberon, actriz británica que va triunfando en Hollywood, y la exitosa —también en los escenarios teatrales— y ahora muy olvidada Miriam Hopkins. Merle es Karen, maestra que espera casarse pronto con su prometido y mejor amiga de la otra maestra, Martha (la Hopkins) que sufre en silencio su enamoramiento del novio (ajeno totalmente a los sentimientos de Martha) de su mejor amiga. Ambas actrices cumplen muy bien su cometido pero sobre todo destaca por su complejidad como personaje y por ser el que más se transforma durante la trama, el de la Hopkins. En el remake de 1962 las maestras son Audrey Hepburn (Karen) que muestra, como siempre, su dulzura y sensibilidad con una fuerza de carácter que hace muy creíble al personaje y su dilema y sobre todo también destaca por complejo y atormentado el personaje de Martha llevado a pantalla por una fantástica Shirley McLaine. La calumnia destapa sus sentimientos encontrados y su sexualidad no asumida fuente de sufrimiento para ella que no puede expresarse libremente en una sociedad cerrada y puritana. Esto hará que tome una dramática decisión que formará parte del clímax del remake de 1962.

Otros personajes de interés en ambas versiones es el de la abuela aristócrata y la tía de Martha, muy importantes para entender el daño que puede provocar el rumor, las apariencias y la calumnia injusta. En la versión de 1962 a Wyler le hubiera encantado que la tía y la abuela hubieran sido interpretadas por las actrices que en 1936 tuvieron el rol de maestras. Pero sólo consiguió a la Hopkins (como la tía), la Oberon no quiso convertirse en abuela.

Si en 1936, Wyler no pudo tocar ciertos temas que hubieran impactado en pantalla debido a la censura del momento, sí logró un melodrama muy bien contado donde ya se veían sus cualidades y dominio del lenguaje cinematográfico. Su empleo de las escaleras y espacios cerrados para aportar información de la psicología de los personajes, su dirección de actores y sobre todo de actrices, su cuidada ambientación y sus soluciones cinematográficas para narrar. Consigue así escenas de fuerza dramática extrema e impactante y deja paso a veces a la tragicomedia consiguiendo un melodrama muy eficaz que fue un éxito de crítica en el momento de su estreno. En la dirección de fotografía comenzó su relación profesional con uno de los directores de fotografía con el que trabajaría asiduamente en alguna de sus películas más famosas, Gregg Toland (que alcanzaría su inmortalidad en 1940 con Ciudadano Kane de Welles).

En el remake de 1962 se sigue viendo esas cualidades de Wyler como narrador cinematográfico e impacta la interpretación de las profesoras ofreciendo las escenas más fuertes y dramáticas. Pero Wyler no se dio cuenta de que a pesar de que ya no contaba con la censura del Código Hays, los tiempos y el público también estaban cambiando. Y no cambió ciertos aspectos que sí hubieran impactado y de manera muy fuerte en 1936 pero no tanto en 1962. Ya había un fuerte cambio de mentalidades con lo que el conflicto planteado no causó el suficiente impacto. Tanto Wyler como Hellman (menos entregada por distintas cuestiones en la elaboración del guión que en su primera adaptación) no hicieron quizá una visión más contemporánea y actual al momento en el que se iba a estrenar la obra cinematográfica cuando además el lesbianismo y su plasmación en pantalla de cine hubiese permitido una visión más cercana de un tema que nunca se había podido reflejar bien en pantalla porque era una de las múltiples excepciones del Código Hays. Aún así no deja de ser un trabajo excelente de Wyler como director y de las actrices protagonistas así como uno de los primeros trabajos cinematográficos de Hollywood donde se trataba el lesbianimo.

Esos tres y La calumnia se convierten así en un plan apetecible en tarde de verano para indagar en sus múltiples e interesantes análisis. Y sobre todo ambas consiguen mostrar el daño de la calumnia y la difamación en la vida de las personas a las que les afecta; el daño social, laboral y personal que puede conllevar y las opiniones injustas y juicios paralelos que se pueden originar.

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
FUENTE: https://hildyjohnson.es/?p=872
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los Mas Visitados