Solo para mayores de 18 años

Buscalo en la Biblioteca LGGTTB

martes, 21 de febrero de 2017

Cristian Chaz

Cristian Chaz, es el pseudónimo de Cristian Chazarreta. Nació en Santiago del Estero, Argentina; estudio Licenciatura en Biotecnología por amor a la ciencia y comenzó a escribir desde muy joven por amor al arte. Otra de sus grandes pasiones, la que marca su vida es el baile, desde niño comenzó a bailar y no deja de hacerlo, incursionó en la actuación y está dando sus primeros pasos en la comedia musical. Le gusta leer novelas y sagas de ciencia ficción, y se propuso a escribir su primer libro luego de tanto meditarlo. Tuvo su primera publicación a los 16 años en un libro de antologías santiagueñas, con un poema titulado: Así es mi Santiago. Actualmente vive en Buenos Aires, donde sigue formándose tanto en la ciencia como en el arte, y trabaja en su primera novela del género de ciencia ficción juvenil con tématica LGBT.


Material disponible en Biblioteca LGTBI de Cristian Chaz
Libros:


Del otro lado
Tinta Libre - Cordoba - 2016
Ejemplar dedicado y donado por el autor

Desde diferentes puntos de vista se relatan historias con temática LGBT. La mirada de hermanos, hijos, amigos, padres, esposos. Ellxs quieren hacerse oír, contar como viven las revelaciones de sus seres más queridos, en los lugares en los que la  homosexualidad aún es silenciada, reprimida y censurada. El apoyo de un hermano hacia el otro, el de un amigo hacia su hermana por elección; el desprecio de una madre hacia su hijo; las decisiones de una familia fragmentada por la omisión; las segundas oportunidades en el amor; el correo que a veces trae buenas noticias; la sonrisa de una muchacha que lucha por su identidad; la mano del hombre impulsada por el instinto inhumano; la carta de un nieto dirigida a su abuela quien fue su madre; y el hijo del drama que nos enseña que en la vida para ganar, hay que aprender a perder. 
Todas estas historias a su vez, delinean un mapa, entrecruzándose entre ellas, creando una conexión que no deja nada librado al azar. Seis de ellas parten de distintas provincias de Argentina y convergen en Capital Federal, una ciudad en la que podemos ser anónimxs, osadxs, liberales, ocultxs y un sin fin de opciones. Otras tres, permanecen en la periferia, en sus provincias, creando un nexo a la distancia. Y del otro lado, un joven al final del camino conoce a estos personajes, a sus historias, a sus luchas y a sus derrotas; las expone en un escenario teatral, las moldea junto con sus vivencias, simplemente mostrando todos los caminos que hay que recorrer para llegar a un lugar, donde el camino puede ser cualquiera, diverso, y el que nosotrxs elijamos.


Contactos: Cristianchaz.escritor@gmail.com / www.facebook.com/delotroladolibro / Instagram: @delotroladolibro / Twitter: @delotrolado_lib


*Esta y todas las entradas se actualizaran a medida que encontremos nuevo material.
*Para consultar ejemplares escribinos a bibliotecalgttb@gmail.com 
*Si querés donar algun ejemplar faltante, no dejes de escribirnos.


*Podes donar lo que quieras a través de Paypal utilizando el siguiente botón:


miércoles, 25 de enero de 2017

Cris Miró: Los 90 en un cuerpo andrógino


"Cuerpos demasiados ceñidos, demasiado perfectos. El suyo era imponente: alta, 1,85, y esa cintura de mujer incrustada en un estructura de hombre"
(Carlos Sanzol, "Hembra, Cris Miró, Vivir y morir en un país de machos")



Para muchos de nosotros los años 90 fueron los años del recorrido iniciático. El salir a un mundo, o mas bien, a una Argentina ofrecía al igual que hoy, variantes dispares dependiendo de donde uno se parara. Las noches alternativas como las de Ave Porco, ese suerte de pista carnavalesca, nada tenían que ver con las noches del conurbano donde la Movida Tropical creaba sin saberlo a santos, martires y futuros desposeídos por la fama. El tiempo parecía no detenerse. Los días eran noches, pero noches festivas. El país alucinaba bajo los efectos que provocaban el acento campechano de un presidente que parecía haber salido de Plaza Sésamo, la tinta de las revista Caras que chorreaba de ostentación y "buen vivir"  en producciones de artistas en casas prestadas. En los algunos y solo algunos quioscos la NX también chorreaba. Chorreaba semen. La NEXO, periodismo gay para todos venía a nombrarnos y a mostrarnos. Y para ello, había también que mostrar carne, cuerpos desnudos que invitaran a abrir la billetera para encontrarse con algo mas que porno. En un contexto agitado por el éxtasis, donde las individualidades comenzaban a cuajarse con otras individualidades y a formar equipos, verdaderas agrupaciones de gays, lesbianas y finalmente travestis y transexuales (porque los que nos une, nos dividía) se instala casi sin querer la figura de Cris Miro. Una morocha argentina que rapidamente perforó las fantasía de los machos apareciendo incluso como nota de tapa en la unica revista porno heterosexual del momento: la revista Eroticón. El titular decía: Cris Miró nos muestra el culo. 
Pero Cris Miró fue mucho mas. Y quizá sin pretenderlo. El libro de Carlos Sanzol, "Hembra, Cris Miró, Vivir y morir en un país de machos" da cuenta de la vida familiar, social y artística de la hembra que se parió a sí misma en mas de una oportunidad. Su figura sirve para contar una década donde comenzaron a vislumbrarse logros posteriores en el camino de los derechos LGBT. Y ese camino comenzó por la visibilización. Y si bien lo que se visibilizaba no siempre era lo pretendido por la comunidad LGTB, siempre se lo eligió a no estar visibles. Porque mostrarse era el primer paso. Era una manera de ganar terreno.
Este libro da cuenta de un puñado de años que no están tan lejos. Y que sin embargo, a la luz de las nuevas leyes, parecen inexistentes, sobretodo para las nuevas generaciones. La lucha previa siempre es un punto de referencia. Y quiza, Cris lo hizo desde ese individualismo que proponían los 90, a pesar de la fiesta continua. Porque se puede estar solo, incluso estando rodeado de personas. Ella lo hizo sin proponérselo. Se metió en las casas a través de los medios. Y la gente la siguió a los teatros. Eso no haría que las travestis fueran integradas a una sociedad que aun hoy las tiene como el chivo expiatorio, pero sin duda, algo generaría. Cris dejó una huella. Y este libro desanda esos pasos para devolver un espejo de un tiempo que siempre puede ser presente. 

Pietro Salemme Silvert


*Esta y todas las entradas se actualizaran a medida que encontremos nuevo material.
*Para consultar ejemplares escribinos a bibliotecalgttb@gmail.com 
*Si querés donar algun ejemplar faltante, no dejes de escribirnos.


*Podes donar lo que quieras a través de Paypal utilizando el siguiente botón:




martes, 24 de enero de 2017

Carlos Sanzol

CARLOS SANZOL

(1978, Bragado) es licenciado en

Comunicación Social en la

Universidad Nacional de Cuyo y

magíster en Periodismo en la

Universidad Torcuato Di Tella.

Actualmente, es subeditor en la

sección Sociedad del diario La

Nación, donde también fue

redactor especializado en Espectáculos. Trabajó como editor en

lanacion.com y como cronista en

los diarios Perfil y El Sol

(Mendoza).


Material Disponible en Biblioteca LGTBI de Carlos Sanzol:
Libros:


-Hembra
Cris Miró
Vivir y morir en un país de machos
Milena Caserola - Buenos Aires - 2016
Ejemplar donado por el autor
Ejemplar dedicado y firmado por el autor


Acá hay sexo.
Acá hay drogas.
Acá hay muerte.
Acá hay una vida.
Este libro trata sobre una vida, la de Cris Miró, la primera travesti que se hizo famosa como vedette en un espectáculo de revistas, un rol que, antes de su aparición, era patrimonio exclusivo de la mujer. En el acto de llevar la diversidad sexual al escenario y a la escena pública, y casi sin proponérselo conscientemente, contribuyó a dar cierta visibilidad a las personas trans que, por entonces, no tenían más destino que la prostitución.
Pero eso sería un conjunto de verdades a medias.
Miró fue también un símbolo de la Argentina de los noventa del milenio pasado. Su irrupción en el espacio público se entiende sólo si se tienen en cuenta los cambios políticos, económicos, sociales, sexuales y morales de un país en los abismos del fin de siglo.
La Argentina era una nación que, como Cris, trataba de buscar su identidad en un espejo que distorsionaba. Se creía en la ficción de estar en el Primer Mundo, mientras, en los márgenes, una hueste de compatriotas se asfixiaba en la miseria como consecuencia de la impunidad y la obscenidad que iban sembrando, con fruición, los machos; esos hombres que se definían por doblegar la ley y acumular dinero rápido y mal habido.
El cuerpo de Miró, paradójicamente, se convirtió en una suerte de signo que explicitó la doble moral que subyacía –subyace– en los argentinos: los espectadores pagaban una entrada para verla en el teatro, mientras el Estado, con sus leyes, condenaba a la cárcel a las otras travestis por el sólo hecho de vestir ropas que no correspondían con su género (el moralizante edicto policial de “Escándalo”).  
Al mismo tiempo que se reafirmaba este tipo de valores patriarcales en la sociedad, avanzaba tímidamente un conjunto de prácticas discursivas y políticas que ponían el acento en exigir derechos civiles para las personas gays, lesbianas, bisexuales y trans. La lucha titánica de las organizaciones que las aglutinaban logró abrir una pequeña hendija, desde la que la diversidad sexual se pudo filtrar en el espacio público. Y que puede explicar uno de los motivos que hizo que Miró irrumpiera en esa esfera.
Sin embargo, nunca hubo una aceptación social plena de su figura. Los medios de comunicación y la ciudadanía expusieron los prejuicios propios de la intolerancia sexual. No en vano, cuando ella murió como consecuencia del virus del sida, el 1º de junio de 1999, la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) sostuvo: “Cris Miró tuvo la valentía de ser una persona travesti que se enfrentó públicamente a la intolerancia desde su trabajo y desde su arte. Sufrió la peor de las enfermedades: la discriminación”.
Pero todo lo anterior, también es un conjunto de verdades a medias.
Hay mucho más.
En las páginas que siguen encontrarán la historia de una persona que para construirse luchó contra sus propios fantasmas, pero sobre todo contra los deseos y los prejuicios de los otros.
Su vida, como la de muchos, fue contradictoria, dubitativa, esplendorosa, nocturna, autodestructiva, trágica y repleta de un conjunto de verdades a medias.




*Esta y todas las entradas se actualizaran a medida que encontremos nuevo material.
*Para consultar ejemplares escribinos a bibliotecalgttb@gmail.com 
*Si querés donar algun ejemplar faltante, no dejes de escribirnos.


*Podes donar lo que quieras a través de Paypal utilizando el siguiente botón:


miércoles, 28 de diciembre de 2016

Isabel Sin Corona de Kado Kostzer

Primera versión de la futura God save the queen parisina, con Marilú Marini, y la posterior Isabel sin Corona protagonizada por Elena Tasisto. Esta comedia cruel sobre la idolatría fue un work in progress presentado por seis lunes en el teatro Regina y el personaje de Isabel, único de la pieza, estuvo a cargo ¡de Arturo Maly!
La experiencia –mi primera en el rubro de dirección- me sirvió de mucho para mis futuros trabajos de puesta en escena, tanto de mis propios textos como los de otros autores.
Kado Kostzer
Fuente: https://www.serkateatro.com/teatro-1975-1992/dios-salve-a-la-reina/










Kado Kostzer y Sergio Gracía Ramirez siguen siendo una pareja insólita de creadores que atraviesan el tiempo dejando huellas que uno debe insistir en descubrir y redescubrir. Fue en 1987 cuando Arturo Maly se puso en la piel de esa "Isabel Sin Corona" (también representada como "God Save The Queen") Arturo Maly no era precisamente una mariquita, sus roles solían ser mas bien de hombres rudos, violentos, y hasta villanos memorables. Algunos videos y fotos nos ayudan a descubrir aquella puesta que para la época debería haber sido un hallazgo. Aunque quiza, la prensa no estaba aún preparada. Tal vez había una apertura para comprender ese under desmedido y liberador que circulaba por el borde. Pero no estaba en condiciones de comprender a un actor creando una una desquiciada mujer sin amaneramientos y mariconerías. 

Cuando hace unos días leí el texto, no podía dejar de pensar en las actrices que lo habían interpretado: Marilú Marini, Elena Tasisto. Y por un momento pensé en lo interesante de montar un texto así con hombre. ¡Y vaya sorpresa! Ya lo habían hecho. En el siguiente link hay escenas de espectáculo, fotos, grafica: https://www.serkateatro.com/teatro-1975-1992/dios-salve-a-la-reina/ 


Y por supuesto, recomiendo leer la obra, que está incluida en una edición de Colihue "Felices Fiestas, Leon y otras obras" de Kado Kostzer 
Y si andas por Chile, hay una versión cartel. 

Pietro Salemme Silvert









sábado, 24 de diciembre de 2016

FELICIDADES



Recuerdos de una navidad queer
Producción de fotos de la revista gay "10%" de los años 90
La Barby (Barbara Duarte), Sir James (Victoria Gherardi Angiolini), Fiona Valek, Martin Tincho Bidart, Sebastian Quiencke, entre otr@s

Archivo de la Biblioteca 

miércoles, 23 de noviembre de 2016

#Gritazo travesti y trans: estado de emergencia por los travesticidios.


#Gritazo travesti y trans: estado de emergencia por los travesticidios.
“Gritazo Trava-Trans Lationamericano” el 24 de noviembre en Plaza de Mayo. “Ante el brutal incremento de las violencias hacia nuestro colectivo, decidimos Gritar, decretar en estado de emergencia a nuestro movimiento”, reza el comunicado. “Porque no queremos que nuestras muertes queden invisibilizadas ni queremos quedar bajo el ala del resto de los movimientos/organizaciones/partidos/colectivos para requerir serlo. Porque necesitamos vomitar la ira que venimos acumulando ya que seguimos siendo las que ponemos las muertas y no tenemos la espalda que tienen el resto de los movimientos”
Texto completo: http://www.lavaca.org/notas/gritazo-travesti-y-trans-estado-de-emergencia-por-los-travesticidios/

viernes, 11 de noviembre de 2016

FarfallaQueer la tienda online de la Biblioteca LGTBI


Te presentamos FarfallaQueer, la tienda online de la Biblioteca LGTBI "Oscar Hermes Villordo". Ademas de ser la unica librería exclusivamente LGTBI en Argentina, FarfallaQueer te ofrece algo mas que libros. Y está abierta a diseñadores, creadores, artistas, autores independientes que necesiten un canal de venta para sus creaciones. 
En FarfallaQueer vas a encontrar un montón de cosas curiosas y otras históricas.Ademas de contar con el Archivo de Revistas Porno Gay Vintage/Retro Digitalizado mas grande de la web. Pero además, con cada compra estas colaborando para que esta Biblioteca pueda seguir ofreciéndose de la manera en que lo hace, ya que no se encuentra subvencionada ni recibe ayuda alguna. 
Desde FarfallaQueer se realizan envios a todo el mundo! 
Ingresá en www.farfallaqueer.com y descubrí todo lo que había en el armario del Tío Andrew. 
Y si aun queres mas libros, mas revistas, mas de todo, visitá la otra tienda www.ayconstanza.com 

Visitanos, recomendanos, es muy importante.
TE ESPERAMOS
¡Gracias!

www.farfallaqueer.com
www.archivogayxxx.tumblr.com
www.ayconstanza.com



jueves, 10 de noviembre de 2016

La Biblioteca LGTBI Argentina permace ABIERTA


En los últimos tiempos he recibido correos que presumían sobre el cierre de la Biblioteca. Pues, DE NINGUNA MANERA. 
Esta Biblioteca es un proyecto absolutamente orgánico, natural, que late. Como cosa viva pasa por diversas etapas. 
Esta Biblioteca nada tiene que ver con las subvencionadas (sin desmerecerlas) Lo que quiero decir es que esta Biblioteca está sostenida desde todo sentido por una sola persona. Quien firma. Un servidor. Y no es nada fácil. Cuesta desde el tiempo, desde lo organizativo, desde levantar cajas, desde los monetario, desde todos los lugares que te puedas imaginar. Y es natural que sí sea. 
El ultimo año fue de buscar una nueva sede en CABA pero no fue posible por varias razones. 
Por lo pronto seguirá en Hurlingham, tratando de ser cada día mas bella.
Manos amigas que quieran colaborar desde cualquier lugar, son bienvenidas, incluso cebando mate mientras acomodo libros. 
Me contactan a bibliotecalgttb@gmail.com
o al facebook: https://www.facebook.com/bibliotecalgttbi.argentina/
Toda propuesta es bienvenida.

PS: No estaremos en la Marcha 2017 porque no conseguimos que nos alquilen un stand. 

Pietro Salemme

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Despedir a una madre

Ayer perdí a mi mamá. En un instante como suele suceder. Se fue mirándome a los ojos y tomada de mi mano. Siempre me dijeron mis hermanas y ella misma que yo era la luz de sus ojos. Y quiero contar algunas cosas porque son semillas que de algún modo me hicieron lo que soy y entonces también hacen a la Biblioteca. 
Mi mamá daba sus toques kitsch a lo que podía. Mis amigos siempre decían que algunos sectores de su casa parecían de película de Almodovar. La Nayda. Nayda Magdalena Silvert. Tenía 86 años. Fui su ultimo hijo, a los 45, luego de cuatro mujeres. En esta historia hay armarios y placares. Eramos muchos y los había grandes. Pero mamá nunca me empujó al armario, sino que me abría las puertas, desde muy niño. Y para mi eran un baúl de magias y diversiones. Había pelucas, botas tubo, polleras rarísimas, zapatos de taco... Y tenía permitido todo. Entonces, tal vez después de almorzar, me iba hasta uno de los roperos, ponía el cassette de Raffaella Carra y les regalaba de postre a un niño de 7 u 8 años con peluca y botas bailando Fiesta o En el amor todo es empezar. Otras veces era mas atrevido y las hacía a capella. Me aplaudían, se reían, y quiza comenzaba una fiesta donde cada uno se iba a buscar una peluca, un sombrero y nos disfrazábamos y mirábamos en los espejos. Y nos hacíamos caras. 
Mi mamá crió cinco hijos, cumpliendo todas la tareas del hogar, trabajando en el almacén, manteniéndolo y alimentando a la cantidad de animales de granja que teníamos. Mi papá era marino mercante y era poco el tiempo que pasaba en tierra. Mamá hacía el trabajo pesado. Como supo. Como pudo. Habiendo llegado solo hasta tercer grado porque perdió a su papá de niña y hubo que salir a trabajar. Con diez u once años, ya era niñera. Dejo su Roque Pérez natal. Y en Buenos Aires trabajó en alguna que otra casa de familia. Hasta que conoció a un italiano inmigrante, mi papá. En una de esas casas, había una adolescente que estudiaba danza. Uno de los sueños de mi mamá. Entonces, cuando se quedaba sola, se ponía las zapatillas de baile y danzaba. 
Mi mamá me dejó la risa infinita a pesar de los dolores y las tragedias. Y la buena mano en las plantas. Las mezcla entre objetos insólitos para generar algo. Y otras cosas que se trabajan en terapia, porque para eso fue mi madre. 
No encuentro nada en los velatorios. Por eso junté flores de su jardín, que esta primavera hizo renacer. Nacho, el hombre que me acompaña hace once años, se encargó de armar el ramo. Es mucho mas prolijo que yo. Escribí una nota "Todas las flores de tu jardín. Gracias por la risa. Pi y Nacho" Y la dejamos cerca de sus manos. Besé su frente. Me despedí. Y me fui. Ella ya no estaba allí. Sin embargo está en tantas otras cosas. Es que como decimos los maricos, ¡mi mamá era un escándalo! Y si que lo era. Cuando de adolescente conoció a mis primeras amigas trans, sacaba vestidos por de donde fuera para que se probaran uno y otro. Y compartió conmigo y mis hermanas recitales de Sandra y Celeste, de Marilina. 
La voy a extrañar mucho. Pero quiero dejarla ir.Y que sea con luz. Que se abrace a mi hermana que se fue hace dos años, y a su marido. Mi mamá me abrió la puerta de mundos femeninos, junto a mis tías, que me han nutrido y servido en muchos de mis textos y obras de teatro. Un imaginario al que a veces los hombres no tenemos acceso. 
Me acompañó por casi 41 años. 
Jugamos. Reímos. Bailamos. Nos disfrazamos. Fuimos vulgares. Procaces. Lloramos desesperadamente. Peleamos. Nos enojamos. Charlamos. Brindamos. Tomamos mate. Fue y será una gran experiencia haber tenido una madre como La Nayda.

Es la foto que elegí para mirar y recordarla. Tiene casi diez años. Una selfie de cámara digital que Pro algún motivo salió bien ya que uno no veía lo que sacaba. La imprimí y se la di en un portarretratos que ella pintó. Con esa luz me quedo y la dejo partir.


Pietro

lunes, 7 de noviembre de 2016

No tires nada, esta Biblioteca te necesita

Durante toda mi vida he guardado pequeñas cosas, muchas se conviertieron en parte fundamental de la Biblioteca LGTBI "Oscar Hermes Villordo" Y hay otra parte, y tiene que ver con lo que me llegó por otras manos. Porque la memoria se compone de muchas cosas, no solo libros. Hay fotos que vienen con la historia que me contaron. Colecciones de revistas que recorrieron décadas por diversas manos luego de la muerte de su dueño original. Objetos que esperan en una caja ser tirados u obtener un poco de luz. 
Porque siempre me interesé en esas otras historias. 
Por eso, NO LO TIRES. La Biblioteca acepta todo aquello que se ocurra, pero sobretodo, aquello que quiza ni siquiera se te ocurra y solo pensas en tirar. Vamos a darle luz a los recuerdos, a la memoria y a los que ya no están.
Escribime en privado, o por mail a bibliotecalgttb@gmail.com
Hemos recibido donaciones de toda esta gente, fijate: http://bibliotecalgttb.blogspot.com.ar/p/donaciones.html

GRACIAS A TOD@S
Pietro Salemme

Comments System

Disqus Shortname