Buscar este blog

Orquesta de Señoritas en versión de Jorge Paccini


Con sus mármoles y sus bronces 
parecía la Chacarita 
aquel viejo café del Once 
con orquesta de señoritas. 

Allá íbamos muchas tardes 
una barra de juvenilia 
a escucharlas desde el oscuro 
reservado para familias. 

Quien no fue mujer 
ni trabajador 
piensa que el de ayer 
fue un tiempo mejor. 
Y al compás de la nostalgia 
hoy bailamos por error...
(Fragmento de "Orquesta de Señoritas" de Maria Elena Walsh)

El tiempo sucede y no vuelve. No vuelve mas. Pero el teatro tiene esa capacidad extraña de volver presente cosas del pasado, o de un futuro incierto. Por extrañas razones, cada tanto vuelve a montarse la "Orquesta de Señoritas" de de Jean Anouilh, y en esta oportunidad en versión de Jorge Paccini. Con un elenco que nos devuelve a escenas a grandes actores de nuestra escena: Norberto Gonzalo (chelo), Edgardo Nieva (piano, el único varón), Jorge Paccini (flauta), Miguel Jordán, Carlos March y Ernesto Larrese (violines) y Osmar Nuñez (contrabajo) todos ellos completan la orquesta de esta señoritas aferradas a sus instrumentos, colgando de ellos, respirando a través de ellos...

En la posguerra francesa, seis mujeres apasionadas (o anestesiadas) por la música y un pianista alcohólico y de malogrados amores integran una orquesta decadente que es contratada para aliviar el transito de estreñidos en un establecimiento de dudosa clase. 
Las historias personales, el repertorio, los conflicto tras las partituras hacen que la función dada resulte patética, llena de miserias que los mismo conmueven o promueven una carcajada. 
El teatro dentro del teatro se pone de manifiesto en este juego de espejos y espejismos. 


Casi como continuando una tradición, son los hombres quienes interpretan a estas mujeres desgarradas por el paso de los años sobre ellas, algunas ancladas en alguna línea del pentagrama, otras luchando por un lugar en la vida, todas atravesadas por el deseo y la necesidad de perpetuarse.
Es un lujo ver a estos actores componiendo cada uno con matices claros y concretos la piel de estas señoras de otra época. 
Y aunque por momentos el texto resulte un poco ocre para estos tiempos, no se habla de nada que las décadas hayan logrado superar y lo sucede sigue manteniendo una cierta actualidad. El espectáculo es ver esta puesta con estos interpretes, en una obra que ya es un clásico de la cartelera porteña.

Pietro Salemme
pietrosalemme@gmail.com


 "Orquesta de señoritas" en el teatro La Comedia, Rodríguez Peña 1062, lunes y martes a las 21.


BIGOTES Revista Gay Argentina

Recibimos en donación algunos números que faltaban de la revista Bigotes. 


Luego del comic gay La Hiena, a mediados de la década del 2000 apareció con corta vida, la revista Bigotes. Que mantenía el formato de la novedosa Hiena, e incluía un comic. Aparte se incluían algunas notas graciosas y de color con un cierto humor marica. 
Si bien su antecesora ganaba en calidad, número de paginas y originalidad, la Bigotes quitó los coloridos dibujos de tapa para poner a jóvenes locales que en el interior de sus páginas incluían sus teléfonos celulares, como para llamar en caso de requerir servicio algunos. No digo ya de plomería o electricidad, pero lo mismo algo tapaban o destapaban. 

RELAMETE LOS BIGOTES Hay algunos números que podes llevarta a tu casa en la tienda de la Biblioteca: Farfalla Queer: www.farfallaqueer.com 
Donde todo lo que tenemos repetido se pone a la venta.

La revolución femenina ha llegado con Tampax por Pietro Salemme

Fragmento de publicidad de Tampax, Revista Labores de 1946

Era el año 1946, mujer de piernas flojas, paños fríos y apósitos como medias de cordero. La Revolución golpeaba a tu puerta tratándote de ud. cuando otros ni siquiera te trataban. El 46 se avecinaba activo con una mujer participando desde el hombro de su marido general en la política nacional. 
Había que preparase para poner firmes las piernas y ajustarse mas aun la bombacha de elastico polera, sin descuidar los quehaceres de la casa, la extrema limpieza, la pulcritud de los niños y los deseos del marido que en un arranque de pasión, posaba su mano de obrero engrasaba sobre tus finas enaguas, y manchaba las sabanas en un afán de macho cautivado por los bombos. 
Y entonces, en medio de esas tareas, desplegando sobre la mesa el patrón de la revista Labores, entre un modelito promocionado por una joven Delia Garcés, una bebida auspiciada por los Cibrían - Campoy, incluyendo al niño Pepito; un grito que te señala ¡Rebélese Ud! "¿No es acaso una gran satisfacción saberme progresista, aunque ellos signifique romper con viejas costumbres y hábitos? Tome por ejemplo, el método TAMPAX de protección sanitaria mensual..." 
Con media hoja y un cupón para completar y solicitar una muestra gratis del producto dejando atrás no solo alfileres, cinturones y toallas, Tampax se anunciaba en la vida femenina para la "protección sanitaria mensual" como eso pequeño y suave, que ni se siente. Como al final lo fueran quizá muchos maridos. 
Las estrategias de venta (hoy llamadas marketing) poco cambiarían. Y la revolución nunca llegaría. Pero en las luchas sociales las mujeres y los putos tenemos algunos puntos en común. Y uno de ellos es el contante interés que muestra la sociedad por nuestros agujeros. Y lo que metemos o sacamos por ellos. 

Pietro Salemme


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los Mas Visitados