Buscar este blog

Taller de AUTOBIOGRAFIA por Pietro Salemme



Taller de AUTOBIOGRAFIA 
 por Pietro Salemme
en la Biblioteca Lgtbi Argentina (HURLINGHAM) 

Consultas e informes: pietrosalemme@gmail.com

C O N T A L O

¿Cómo empezar? ¿Qué contar? ¿A donde buscar? 
Abrir las puertas del laberinto y meterse en los pasillos de uno mismo para volver a descubrir aquello que dejó huella. ¿Que hAcer con esa huella? Volverla huella desde lo creativo y exhibirlo al mundo. 
Acto onaista. Ególatra. O simplemente un gesto. 
AUTOBIOGRAFÍA. LA TUYA. 


¿Qué recuerdos que nos constituyen podrían volverse historias? ¿Qué historias vividas podrían volverse ficción? ¿Qué sucede cuando un episodio del pasado es enmarcado y exhibido a los demás? Lo más a mano de uno, es uno mismo. Pero ¿es siempre así? El taller de Autobiografía invita a meter la mano en ese cajón desordenado que somos las personas, a sacar algo al azar, o a buscar concienzudamente, a poner en el microscopio un minuto, a sacarle el polvo a otro, a reescribir los recuerdos, a reinventarse a uno mismo. 
Acopio, rastrillaje, rescate, organización, selección, reencuentro, son algunos de los objetivos. 
El resultado será tan único como lo es cada uno. Una obra acabada que abarque tantas disciplinas y canales de expresividad como te atrevas. 
En la búsqueda nos acompañaran diversos materiales y se utilizaran disparadores a modo de guía en la auto-autopsia. 

////



-Podes consultar por metodología virtual

Si contas con un grupo de amigos que quieren hacer este taller en otro día y espacio, escribí a pietrosalemme@gmail.com 



Ricardo Fort, una muerte anunciada

La muerte de Ricardo Fort es la crónica d euna muerte anunciada ( y detesto tener que citar a García Marquez) 
Mas de un amigo guarda aún en viejas CPU o backups realizados en diskettes fotos de Fort de hace unos diez años o mas, cuando se contactaba con muchachos a través de chats y páginas de contactos. En algún dial fantasma seguramente podremos encontrar a Fernando Peña y sus personajes hablando de "La loca Fort". En ninguno de ambos casos uno podía identificar esas fotos o esos comentarios con el personaje mediático que fue después. 
Irrumpió en los medios hace pocos años, de madrugada, maltratando a sus "gatos" (como el llamaba a su séquito de muchachos-esteroides) y alguna mujer que oficiaba de novia, conquista, propiedad y santuario donde depositar regalos millonarios. Desde la pantalla ostentaba su cuerpo,sus tatuajes, y sus adquisiciones. En seguida su personaje recorrió canales a toda hora. Ricardo Fort venía de una de las familias empresarias de Argentina que mas sonrisa le había dado a los chicos que podían comprar sus golosinas. Los chocolatines Jack con sorpresa siguen siendo un mito dentro del mundo de los coleccionistas. 
Cada tanto, en alguna nota, dejaba entrever que no había tenido un buen padre, que había sido rechazado, y lo que aparece en la temprana infancia como un síntoma de la ciertas flaquezas paternas terminó siendo el leitmotiv de su vida mediática, y probablemente de su corta vida de 45 años, que con un paro cardíaco se detuvo esta madrugada de 25 de Noviembre de 2013. 
Probablemente se convierta en un mito. Y si como mito fuera útil a esta sociedad vendría a contar que el dinero no te salva de nada. Que el cuerpo perfecto también falla. 
Ricardo Fort se convirtió en una patética caricatura de el mismo, o de lo que un espejo deformado encontrado en algún cordón de las calles de Miami le sugería. Su cuerpo estaba atravesado por elementos artificiales que en principios le dieron abdominales marcados y luego lo ayudaron a poder mantenerse en pie. Y el patetismo, viene porque detrás de toda esa parafernalia siniestra cada tanto, se traslucía algo del ser humano. Algo común a todos. 
El día que Ricardo Fort salió del armario muchos dijimos "chocolate por la noticia". Es que durante años se encargó de espantar cualquier rumor, aunque todos se instalaban. A pesar de las bellas chicas (quizá un poco menos artificiales que el en cuanto a intervenciones quirúrgicas) que sabía conseguir y adornar con millones. A pesar de sus hijos adoptivos que sonaban con una música lejana, y que fueron resguardados del puterío mediático. 
Personalmente solía comentar que este muchacho moriría joven. Si pienso en el se me vienen a la mente palabras como: morfina, plástico, chocolate, autos, rolls royce, rolex, soledad, millonario... Muy probablemente las mismas que se le vienen a cualquiera. 
Tanta ostentación, a veces me daba asco. Pero enseguida veía que se trataba de un pobre tipo, y sentía otra de esas sensaciones tan miserables como el asco, la pena. 
Es muy probable que casos como el de Fort se encuentren a montones. Casos de personas con muchos menos recursos y menos cámara que buscan la aceptación del mundo a través de adquisiciones, un posicionamiento social y un cuerpo de revistas. Pero las revistas, hoy mas que nunca, son puro cuento. Quienes allí aparecen, luego e ser intervenidos por cirugía, antes de llegar al papel pasan por la otra cirugía,la virtual. El diseño ha creado seres que no existen, y a los cuales es imposible parecerse. Pero eso es solo uno de los males de este tiempo, un mal que se lleva un puñado cada tanto. "La belleza duela", es un típico latiguillo de show de travesti. Y no me cabe duda de que así sea. La belleza duele, y cuesta. Cuesta mucho dinero. 
Ricardo Fort hablaba de ser artista. Y es probable que nadie recuerde ni sus obras, ni sus programas, ni sus ideas. Quizá digan en la mesa del almuerzo de este feriado que al final la plata no te salva de nada. Y luego se pasen en pan, y sirvan el otro plato. Lo mismo harán los medios. Y finalmente todo será olvidado. Finalmente habrá otro Fort, a la vuelta de tu casa, o en los medios, quizá un Fort de pacotilla que vuelva a creer que el dinero puede con todo. Y también estarán los otros, los de ojos desorbitados y admirados que se pasan la lengua por el labio superior y con admiración exclaman "Mirá que hijo de puta" y ni siquiera sueñan, les alcanza con saber que ese que ven, "las tiene todas".
Ricardo Fort, que en paz descanse  Fue la sorpresa dentro del chocolatín Jack. Y en ese sarcófago dulce que eran los chocolatines al muñequito, su padre lo guardó al nacer. 



Ese oscuro objeto de turbación por Pietro Salemme

Te voy a contar una historia. La de este objeto que desde hace años destiné a la Biblioteca. 
Para ello, tengo que volver al comienzo de una década: 1990,  a mi primer año de secundaria, a un colegio de Hurlingham, de curas, pero mixto. Luego de formar rezabamos un Padre Nuestro, un Gloria y un Ave María. Cada tanto se realizaba una actividad extra y abligatoria los días Sábados, iba el presidente de aquel entonces: Carlos Saul Menem, decía unas palabras, cantábamos el Himno Nacional Argentino, luego se ponía los cortos y jugaba un partido con equipo seleccionado. Mientras que a lo largo de media cuadra se extendían los chorizos y la carne a la espera de ser asados. Pero el alumnado era el convidado de piedra. Lo mejor era cuando uno podía irse y alejarse de las instalaciones del Cardenal. Y de su pequeña capilla donde en mas de una vez me encerré con compañeros a ver revistas pornográficas que llevaba. 
Un día de clases llevé en mi mochila con orgullo y cierto fetichismo este objeto de la foto. No causó mucha curiosidad en mis compañeros y compañeras. Pero alarmó al preceptor que teníamos. Un pibe que había pasado los veinte años hacía muy poco tiempo y que seguramente sabía menos de la vida de lo que yo ya sabía con mis quince años. No recuerdo su nombre. Quisiera nombrarlo pero no lo recuerdo. Si que era alto, delgado y se rapaba. No era un skinhead, se dejaba baja el pelo al ras. El preceptor interceptó mi tesoro y se lo llevó a donde suelen llevarse las cosas los preceptores: a la preceptoría. 
Este objeto que digo mio. En ese entonces era casi mio. Pertenecía a una de mis hermanas. Pero ese fue el comienzo de la apropiación. 
Me pasé el día pidiéndole que me devolviera lo que era mio. Pero se negaba o directamente me evitaba. Al final de la jornada, cuando ya nos estábamos retirando del aula vi que lo tenía en sus manos. Yo estaba indignado, furioso, y algo desconsolado, pensando que nunca lo recuperaría. Pero me lo dió. No enseguida. Lo extendió, y lo sostuvo firme en el aire, casi como esos pastores que blanden biblias en los sermones. Y mirándome a los ojos, me dijo muy firmemente: "Nunca mas traigas al colegio fotos de lesbianas"
Agarré el álbum y me volví a mi casa. 
Desde hacía años mi hermana guardaba allí fotos que sacaba ella misma o compraba antes de entrar a los recitales. También había programas, autógrafos y entradas de Opera, el Gran Rex, Shams, La Casona del Conde de Palermo... Las lesbianas, que decía el preceptor (ese pobre tonto) eran mis cantantes preferidas, las que me hacían sentir menos solo al momento de pararme ante el mundo como un chico al que le gustaban los chicos desde muuuuy chico. Eran las que me daban letra y me ensañaban lo que en otro lado no aprendía. Eran las mismas que hicieron que a través de sus canciones que yo no debiera darle muchas vueltas al asunto de "Nunca mas traigas al colegio fotos de lesbianas". Primero porque siempre fue desobediente de los paternalismos autoritarios y berretas, segundo porque ya en ese entonces no creía en el "Nunca" ni el as prohibiciones. Y tercero porque era un pendejo que a pesar de tener pocas herramientas para defenderse, sabía muy bien lo que querías. Y porque al primer recital de Marilina Ross me llevaron a los nueve años. Porque en mi cuarto tenía pegado el poster de cuando Sandra Mihanovich y Celeste Carballo presentaron "Mujer contra mujer". Por eso seguí llevando ese album de fotos de las chicas, mis cantantes favoritas todas las veces que quise. Como un montón de libros que ni asomaban en el programa. Pero este preceptor, debería ser de la clase de personas que solo puede ver lo que le es evidente. Rimbaud, Baudelaire, Verlaine, le pasarían desapercibido, como le debe haber pasado la vida. 

Es curioso un episodio anterior a esto. En mi casa sonaban todo el día los cassettes de las chicas. Yo aún no había ido a ese primer recital de Marilina siquiera y la verdad que las detestaba. Y solía esconder los cassettes. Un día, los envolví en una sabana, me subí a una silla, y tire el bulto en la parte de arriba del placar, bien al fondo. Era un placar enorme, con diez puertas, divididas en dos módulos, y cajonera. Y además, tenía llave. Asi que, también cerré con llave. Hoy me río de ese acto simbólico de encerar en el armario. 
No tardé en encontrarme en sus canciones. 
Ahora tengo una Biblioteca llena de lesbianas, de travestis, de maricas. Y mirando hacia atrás me enorgullece ver que aquel preceptor (que quizá se fue al baño a masturbar con el álbum de fotos de Sandra, Celeste y Marilina) no pudo amedrentarme. Porque a lo largo de mi secundaria, cada vez que se abría la puerta para hacer un trabajo practico de tema libre yo elegí pararme delante de la clase para mostrar esos recortes, esos videos, esas escenas de películas que hablaban de de lesbianas, de travestis, de maricas. Y debo decir que siempre fue muy positivo. Sobretodo en lo personal, porque me empezaron a ver de otra manera, quizá porque empezaban a entender algo o a descubrir algo diferente a lo que suponían. Tercer año fue el mas duro (ya en otro colegio). Fue tan duro el hostigamiento, el escuchar "puto, trolo, maricón" que cada vez que pasaba que algo me debe haber hecho reaccionar y ganar seguridad. Así empezó ese tercer año de la secundaria, que terminó con una medalla de Mejor Compañero, votado por los mismos compañeros que en el comienzo me agredían. Y con la posibilidad de decirle a otro chico, en un aula vacía,  que desde hacía un año, estaba perdidamente enamorado de el. Pero esa, es otra historia...



Violencia es Mentir por Enrique Symns

Violencia es mentir. Anoche leí este texto de Ernrique Symns de la revista Cerdos y Peces de Febrero de 1990. Por suerte pude conseguir una versión digital para dejar en el muro. El comienza diciendo "Desde que tengo memoria, éste ha sido un país de farsantes y mentirosos cuyos enunciados públicos nunca coinciden sino que más bien ocultaron sus intereses y ambiciones personales. El engaño se ha transformado ya en un estilo discursivo que los medios de comunicación expanden sin cuestionarlo. Los jóvenes, afortunadamente, cada día más, descreen y detestan todos estos discursos políticos. Los "intereses de la patria", "el patrimonio cultural", "el bienestar del pueblo", "la protección de la familia", "la defensa de nuestras raíces o idiosincrasia o moral o religión o etc." y docenas de esas pesadillescas muletillas que son utilizadas a diestra y siniestra para ocultar ignorancias, estafas, errores o intereses ocultos" Y mas adelante "Por suerte, los jóvenes, los jóvenes en serio, no están hechos para respetar leyes y ellos sabrán encontrar la forma transgresora que les convenga. La desobediencia es una cualidad de la juventud y una vez que superaron los intentos de amansamiento que son el colegio y el servicio militar, ya nadie puede evitar la rebeldía"
Leí la nota completa. Cerré la revista. Y me sentí apesadumbrado. Los jóvenes ya no son desobedientes, no rebeldes. Han sido amansados. 
Esta mañana busque cosas mas actuales de Symns. Y no todo está perdido. El sigue siendo un joven desobediente. Y si levanto la vista del teclado hay muchos mas por ahí. No es cuestión de edad. Los desobedientes nos entendemos. 

Joe Orton

Joe Orton
(Leicester, 1933 - Londres, 1969) Dramaturgo inglés, considerado uno de los más originales del siglo XX. De origen humilde, consiguió, después de numerosas vicisitudes, entrar en la Royal Academy of Dramatic Arts (la escuela más prestigiosa de arte dramático de Inglaterra).
En sus inicios recibió la influencia de las ideas teatrales de la llamada Escuela de la Amenaza. Conoció a Kenneth Halliwell y empezaron a escribir, conjuntamente, novelas y cuentos satíricos ambientados en el mundo de los homosexuales, relatos que nunca fueron publicados, pero que suscitaron una gran curiosidad en los editores (The Boy Hairdresser, The Last Day of Sodom, The Mechanical Womb). Algunas partes de estas obras aparecieron más tarde con otros títulos y con estructuras distintas.


Después de ser encarcelado durante seis meses junto con su amigo por haber estropeado las tapas de setenta volúmenes de una biblioteca londinense con obscenidades y rajaduras, empezó a escribir obras teatrales en solitario. Desarrolló un estilo propio, utilizando a veces un lenguaje formal y elegante en situaciones trágicas, lo que daba a sus tramas una especie de aire absurdo. A través de sus personajes expresó la dinámica década de 1960, haciendo que se burlasen de los viejos valores, confiriéndoles un espíritu rebelde y poco convencional, que tendía al humor negro y al lenguaje rudo. Su obra transgresora y de vanguardia creó, junto a la de H. Pinter, un nuevo teatro inglés, satírico y macabro. De este estilo son Atendiendo al Señor Sloane (1964) y El botín (1965).
El escritor es un maestro en la construcción de tramas y diálogos, muy hábil en la representación de situaciones increíbles, utilizando un lenguaje controlado y con numerosos elementos dialectales: toda una sucesión de réplicas y juegos de palabras que provocan la risa, con violencias y deseos inconfesables, que son sobreentendidos. En 1964 escribió The Good and Faithful Servant, seguido de El botín (1965), The Ruffian on the Stairs (1966), The Erpingham Camp (1967) y What the Butler Saw (1967). Esta última comedia fue publicada póstumamente con el título de Funeral Games (1970). También póstumamente se publicaron Up against It (1979, un guión para los Beatles) y la novela autobiográfica Head to Toe (1979).


Joe Orton murió asesinado a martillazos por su compañero Kenneth Halliwell. Poco tiempo después, Halliwell, abrumado por el remordimiento, se quitó la vida con la ingestión de una dosis de barbitúricos. La turbulenta relación mantenida entre ambos compañeros fue objeto de una obra biográfica escrita por el periodista John Lahr, obra que enseguida se convirtió en un best-seller y que sirvió de base al director británico Stephen Frears para realizar su brillante película Ábrete de orejas.

PAGINA OFICIAL: http://www.joeorton.org/



Material disponible en Biblioteca LGTBI de Joe Orton
Libros:


Diarios
Edicion e introducción de John Lahr
Prologo de Luis Antonio de Villena
Traducción de Angela Perez
Cabaret Voltaire - 2010

El 9 de agosto de 1967, en Londres, el dramaturgo Joe Orton fue asesinado a martillazos por su amante, Kenneth Halliwell, quien se suicidó inmediatamente después. Halliwell dejó una nota que decía: "Si leéis sus diarios todo quedará explicado". "El genial y anárquico Orton, con su desenfrenada vida sexual, parece la encarnación del espíritu de los sesenta. Su historia puede interpretarse como un cuento con moraleja, un mito arquetípico, una historia clínica o el paradigma de una época." Stephen Frears dirigió en 1987 la película "Ábrete de orejas" (Prick Up Your Ears) basada en los "Diarios".

Películas:

Susurros en tuis oidos (VHS)
PRICK UP YOUR EARS / REINO UNIDO / 1987 / 110 min. / APM 16 / DIR.: STEPHEN FREARS / INT.: GARY OLDMAN, ALFRED MOLINA, VANESSA REDGRAVE


El 9 de Agosto de 1967, Kenneth Halliwell (Alfred Molina), desequilibrado emocionalmente, mató a martillazos a su amante, el famoso dramaturgo Joe Orton (Gary Oldman). Un crudo retrato de una relación signada por el fatalismo y una de las mejores películas del cine inglés de los años ’80.



*Esta y todas las entradas se actualizaran a medida que encontremos nuevo material.
*Si querés donar algun ejemplar faltante, no dejes de escribirnos.
*Si un link no funciona, por favor avisanos.
*Para consultar ejemplares escribinos a bibliotecalgttb@gmail.com  

Clarence Arthur Tripp

Clarence Arthur Tripp, psicólogo y estudioso de la homosexualidad.
Clarence Arthur Tripp, psicólogo, terapeuta y estudioso de la sexualidad, que escribió una influyente obra sobre la homosexualidad, falleció hace una semana en su casa de Nyack, Nueva York. Tenía 83 años. La causa de la muerte fue cáncer, según Lewis Gannett, amigo y escritor con quien terminó una obra poco antes de su muerte en la que se especulaba sobre la posible homosexualidad de Lincoln. En su obra anterior, The homosexual matrix (1975), Tripp, que había estudiado con Alfred C. Kinsey, pionero en el estudio de la sexualidad, intentó disipar muchas concepciones erróneas sobre la homosexualidad y plantear nuevas ideas sobre la atracción sexual. En la reseña de Newsweek se decía que el mensaje directo de Tripp era que "la mejor forma de entender la homosexualidad es como un estilo de vida alternativo y que la sociedad se beneficia de tolerarlo". Larry Kramer, escritor y activista para combatir el sida, afirmó en una entrevista que el libro era el primero producido por una "fuente acreditada" que se "atrevía a hablar abiertamente de la homosexualidad como algo sano". Jonathan Ned Katz, que escribe sobre la historia social de la homosexualidad, afirmó en una entrevista que antes del libro de Tripp "se podían contar con los dedos de una mano los libros sobre el tema que tenían alguna sustancia intelectual".

Tripp utilizaba cautivadores ejemplos históricos para apoyar sus argumentos, desde los antiguos judíos hasta las cárceles modernas. Por ejemplo, observó que durante la II Guerra Mundial, el FBI tuvo en funcionamiento un lupanar masculino en la ciudad de Nueva York, donde trabajaban agentes homosexuales encargados de sacarles información a los marineros extranjeros.

Clarence Arthur Tripp nació el 4 de octubre de 1919 en Denton, Tejas. Estudió fotografía en el Instituto de Tecnología de Rochester, se alistó en la marina hasta que una discapacidad menor le obligó a licenciarse, y trabajó para la 20th Century Fox haciendo películas propagandísticas durante el resto de la guerra, según comentó Gannett. Trabajó en el mundo de la fotografía hasta los años cuarenta, pero cada vez se fue interesando más en la psicología, especialmente en la psicología de la homosexualidad. Se hizo amigo de Theodor Reik, protegido de Freud, y se sumergió en la teoría freudiana. En 1948, cuando se publicó la obra de Kinsey, Sexual hehaviour in the human male, Tripp se puso en contacto con Kinsey, visitó su Instituto de Investigación de la Sexualidad de Bloomington, Indiana, y estuvo trabajando con él hasta el fallecimiento de Kinsey en 1956. Esta colaboración transformó el pensamiento de Tripp sobre la homosexualidad.

A petición de Kinsey, volvió a estudiar. En 1953 se tituló en la New School for Social Research, y en 1957 obtuvo el doctorado en psicología clínica en la Universidad de Nueva York. Tripp mantuvo durante años una consulta de psicología y también ejerció la docencia en el Centro Médico Downstate, de la Universidad Estatal de Nueva York, entre 1955 y 1964. En los últimos años, Tripp estuvo trabajando con Gannett para preparar una biografía de Lincoln que, según indican los informes publicados, revelará una serie de encuentros homosexuales que el presidente mantuvo. Pero Tripp, quien terminó la obra dos semanas antes de su muerte, advirtió en las entrevistas que no se debían sacar conclusiones hasta que la gente leyera el libro. A Tripp le sobrevive su compañero, Vacharin Praserthai.-FUENTE-

Material disponible de Clarence Arthur Tripp
Libros:

The homosexual matrix
A Signet Book New American Library - EEUU - 1976

EJEMPLAR DONADO POR MAXI GUILLE FERNANDEZ

The late C. A. Tripp’s The Homosexual Matrix was one of the first publications to treat homosexuality in a matter-of-fact way.

Tripp showed an impressive grasp of sources and information. The calm sanity of tone, the enormous breadth of information, the continual insistence on the variety of the human is very impressive. 

He attempted to tackle the question of what causes heterosexuality and homosexuality—surely the right approach. Alas, there was simply not sufficient scientific information for him to use. And, alas, he accepts John Money’s claims about the pliability of gender assignment that have since been comprehensively discredited.

The coverage of historical and anthropological data is very impressive—I was amused by the passages detailing how standard translations of Plato take the homosexual references out. Tripp very much brings home, in his discussion of the rich variety of human social forms, what an outrageous lie the claims that repression of homosexuals and homosexuality is needed to “protect” the family and procreation are. (There is even evidence that positively correlates fertility rates with homosexual activity.) 

Tripp is very critical of much psychiatry and therapy, regarding it as either poorly supported by scientific evidence or flatly contradictory to it. His background in sex research makes him particularly scathing about the lack of evidentiary basis. Often, he suggests, it is not much more than the rationalisation and enforcement of conventional mores. He is particularly scathing on the matter of “cures” for homosexuality (which remain as mythical now as then, despite earnest attempts to believe in them).

Tripp discusses inversion (not a concept much used nowadays) and effeminacy, but mainly to distinguish them from homosexuality. He contains quite discussion of various forms of psychological resistance, both with reference to sexual performance as well as evidence and information. His discussion of the reactions to Kinsey’s research is quite enlightening.


While some of the book is outdated, there is still much useful information. The general tone of sanity and simple humanity is not the least of The Homosexual Matrix virtues.

*Esta y todas las entradas se actualizaran a medida que encontremos nuevo material.
*Si querés donar algun ejemplar faltante, no dejes de escribirnos.
*Si un link no funciona, por favor avisanos.
*Para consultar ejemplares escribinos a bibliotecalgttb@gmail.com  

Flor de la V habla de la discriminación

Flor de la V se sintió discriminada y quebró en llanto
La conductora condujo su ciclo “La Pelu” este mediodía por Telefe y le respondió a Viviana Canosa. “Soy mujer y argentina”, replicó, entre lágrimas. Mirá el video.

Este mediodía en su programa “La Pelu”, que emite Telefe, Florencia de la V recogió el guante sobre los fuertes dichos de Viviana Canosa, quien dijo que la pelea con Polino era para ver “quién la tenía más larga”.

“Me provocó un profundo dolor ver ese tape en Bendita, que hizo que estas lágrimas no pararan de salir de mis ojos fue que no le dieran el debate que la situación merece. Se está hablando de una persona, no se está hablando de una cosa. No sé Viviana qué tipo de sociedad le querés dejar a tu hija Martina”, manifestó.

“Nosotros somos ejemplo en el mundo de muchas cosas, pero en este país la igualdad aún no existe. Gran parte de mi vida sentí vergüenza, de ir a un banco, mostrar mi DNI o de hablar y que me escuchen la voz, pero un día me miré al espejo y dije '¿vergüenza de qué?, ¿de pensar diferente?' Nunca más voy a sentir eso”, agregó.

Sacándose el maquillaje del rostro, y ya totalmente quebrada, confesó: “Por eso hoy me comprometo, a usted señora Presidente, le digo cuente conmigo. Voy a trabajar incansablemente con su Gobierno, con el que venga y con los políticos que me quieran escuchar. No quiero que ningún hombre, mujer o niño sienta lo que yo sentí. Si una persona se refiere de una manera tan discriminatoria yo diría 'momentito'... Mi nombre es Florencia Trinidad, madre de Paul e Isabella Goycochea, mujer del doctor Pablo Goycochea, mujer y argentina”. Y cerró la peluquería, apagó la luz y se fue…

Fuente: http://www.primiciasya.com/primicias/Flor-de-la-V-se-sintio-discriminada-y-quebro-en-llanto-20131113-0016.html

...y un día Nico se fue - El Musical

Mientras duró fue infinito... Pero igualmente un día Nico se fue. Y la sala que se llenó en cada función, quedó en silencio, tarareando canciones y soplando pétalos de rosas. Pero algunos espectáculos a veces vuelven...
La novela de Osvaldo Bazán que se convirtió en Musical bajo la dirección de Ricky Pashkus y con música de Ale Sergi (Miranda) sucede en un tiempo no muy lejano, pero extraño a los ojos de este presente. Principalmente porque una ley como la del matrimonio igualitario, incluyó a los que no teníamos derecho ni siquiera a no querer casarnos. 
Walter Quiroz es Osvaldo y Tomás Fonzi es Nico. Un colorido coro de personajes hace que la historia se cuente cantando y con música festiva. Una historia de amor que los amantes de las historias románticas dirían que termina mal. Sin embargo este espectáculo viene a recordarnos que el tiempo es eso que se nos escapa de las manos, y que a pesar de ciertos avances sociales, el amor sigue siendo cuestionada cuando se aleja de los pre establecido. 
No es entonces bastardear el espectáculo decir que ahonda en los clichés maricas. Por que hay ciento de cosas que suelen predominar en la historia de un gay que lo hace parecido a otro. Hay frases que resultan universales, pensamientos incrustados que suelen no tener ni un céntimo de reflexión. Así se instala el "Prefiero que mi hijo sea chorro o asesino antes que puto" "¿En qué nos equivocamos?"... 
...Y un día Nico se fue es una cadena de buena decisiones que dan como resultado un espectáculo que emociona y que con música y colores va directo al corazón de los espectadores que aplauden tras cada canción, que festejan ciertas salidas, alientan en momentos clave y finalmente se ponen de pie para despedirse agradecidos por la historia brindada. 
Hay en toda la obra una nostalgia que conmueve, y que través de algunas señales uno puede volver a finales de los años 90 y vivir a través de esta historia de amor entre Osvaldo y Nico ese inminente final de fiesta. Pero no hablo de la fiesta corrupta de los políticos, sino de esa fiesta donde que vivimos al margen de los poderosos de turno los que nos enamoramos y fuimos dejados sin saber por qué. Quizá por eso, este encuentro entre dos jóvenes revoluciona a familiares y amigos para luego acabar de manera contundente. Si, un día Nico se fue. Como también se va Osvaldo. Y no es lo mismo irse que escapar.  

El libro/// Si bien en los últimos años hubo un boom de publicaciones nacionales sobre temática gay, no todo lo publicado ofrece buena literatura. La novela de Osvaldo Bazán apareció por primera vez en Rosario en el año 1999. Actualmente va por la cuarta edición y podría convertirse en un clásico que deja testimonio de una epoca a través de innumerables referencias. 
Pietro Salemme





Mi Orgullo por Pietro Salemme


  1. Mi Orgullo es lo poco o mucho que puedo hacer cada día. 
  2. Es haber elegido compartir mi Biblioteca personal en 2009 fundando la "Oscar Hermes Villordo", aunque antes funcionara de boca en boca entre amigos y conocidos. 

Es mantenerla con la autogestión, sin pedir ni aceptar subsidios. Sin poder ofrecer quizá la última tecnología, pero manteniendo la calidez humana y colaborando en la tarea del otro.
Es que se mantenga independiente a cualquier bandera. Solo alinearla en el camino del arte ¡y eso es tan versátil y maravilloso! 
Es que desde su creación, sea un espacio gratuito para quien sea que la necesite. Que sea consultado por personas no solo de Argentina. Y cada vez que abro la Biblioteca para que alguien pasé allí el día investigando, conociendo, o simplemente para ofrecer una visita estoy sediendo un día de mi trabajo, porque dejo de hacerlo. Cualquier puede saber lo que significa perder un día de trabajo. Pero perderé en unas cuestiones, pero gano en otras: gano en colobarar con el otro, en compartir, en conocer y aprender yo también. 
Mi Orgullo es que estas tres metas fijadas desde el principio (lo autogestionado, independiente y gratuito) sigan siendo presente. 
Mi Orgullo es poder difundir libros y autores que no tienen todo el espacio que deberían. 
Mi Orgullo es mantener vivos y presentes, a un gran caudal de hombres y mujeres que firmaron con puño y letra palabras en tiempos donde ser valiente no estaba ni de moda ni era una obligación, sino un acto muy profundo e íntimo. 
Mi Orgullo se aviva cada vez que alguien llega con su libro bajo el brazo y me dice que quiere que que sus palabras se queden en la Biblioteca a interactuar con otras voces. Lo mismo cuando llega alguien que no conozco con su caja de libros que ya no quiere y prefiere donar a la Biblioteca. 
Mi Orgullo está en lo pequeño que puedo hacer cada día desde mi lugar, que conozco muy bien. Como se también cual es mi tarea. Es cierto que podría hacer mucho más teniendo más recursos económicos que podría llegar de diversos lados. Pero como ya he dicho, he elegido no pedir ni aceptar subsidios. Ni vender el alma de esta Biblioteca a los que cada dos por tres aparecen.
Mi Orgullo está en ser un buen tipo, aunque esas cosas no debe decirlas uno. Pero si los demás te lo hacen saber con gestos y palabras, cuenta. En haber aprendido desde muy chico que si no amaba lo que hacía (sea cual fuera la tarea) no podría desarrollarla por más que pusiera todo mi tiempo y esfuerzo en ello. Porque esta Biblioteca es también hacer lo que tengo ganas, sin que nadie me diga cual autor va y cual no no. Esta Biblioteca soy yo mismo atravesado por cada contenido, cada revista, libro, por cada visitante. Y como siempre digo, cada libro es una ramificación de mi propio cuerpo. 
Mi Orgullo está en incomodarme ante cualquier molde o parámetro que me diga cómo ser, qué hacer, hacia donde caminar. Aunque me digan que es lo mejor para mí. Los padres también quieren lo mejor para uno y en la mayoría de los casos se equivocan. Por eso no me conmueven los paternalismos/maternalismos políticos, pero si los versos de algunos poetas o los cuentos que me desvelan, las novelas que me abren puertas, los textos que amplían la mirada. 
Mi Orgullo está en ser respetuoso con quienes piensan diferente, siempre y cuando no me falten el respeto. 
Mi Orgullo está, finalmente, amar a mi compañero de vida, en abrazarme con mis amigos, en reconocerme en sus miradas, en jugar con los animales que han llegado a mi vida para hacerla más bella (como mis gatxs y mi perra), en no tener que construir armarios para mí ni para los demás, y en hacer las cosas como las siento y como creo que se deben hacer, aunque eso me implique el camino más largo. Pero no me suelen importar las metas, porque todo lo que aprendí y encontré hasta ahora, fue a la orilla del camino, en el andar. 
Mi Orgullo está presente en cada cosa que hago. Y no necesito ponerle un color en particular. Ni un nombre. Solo Aunque me haya tomado el trabajo de enumerar algunas cuestiones relativas a este mundo que mi labor en la Biblioteca. me es vital serme sincero a mí mismo. Y no traicionarme.
Hoy mi Orgullo, no va a la Plaza. 
Pero de eso, ya he hablado en otra entrada http://bibliotecalgttb.blogspot.com.ar/2013/11/este-ano-no-vamos-la-marcha-del-orgullo.html

Pietro Salemme

Sobre Miel de Avispas de Tino Tinto sobre Textos de Alejandro Urdapilleta

Foto y post: El Fotógrafo Eduardo Guarini
© Eduardo Guarini
Sobre Miel de Avispas de Tino Tinto sobre Textos de Alejandro Urdapilleta
por Pietro Salemme

En tiempos de cine 3D, hologramas y teatro superproducido pero en muchos casos vacío, pura maqueta sin contenido; Tino Tinto se arriesga a ese mar embravecido que son los textos de Alejandro Urdapilleta y los hace transitar a través de la radio. Una radio existente incluso fuera de la escena como lo es la FM Rueda, que se hace en Quilmes y se puede escuchar en el mundo, gracias a la Internet. 
En "Miel de avispas" que es un programa de radio metido en una obra de teatro, zumban tres mujeres, tres actrices, tres estéticas. Herencia quizá de aquel programa "Loca como tu madre"... Pero también son tres travestis (como deben ser lxs que se suben al escenario) herencia de aquellos años 80 donde todo era despertar y volver a parirse en cada noche en el escenario que permitiera el rito. Y es que Tino Tinto es un trabajador, un obrero del teatro que ha atravesado varias décadas rindiéndole homenaje a su pasión, incansablemente. 
Luciana Dulitzky, Julia Ibañez y Adriana Monteleone se dejan penetrar por cada una de las líneas que alguna vez Urdapilleta vomitara sobre el público mismo y que a fuerza de insistencia, Jorge Dubatti logró convertirlas en libros. De ese transe, a veces salen desguazadas, rotas, pervertidas, o completamente purificadas. 
La radio es eso que siempre está. Puede ser una música de fondo. Funcional. Puede ser una compañía  Puede ser la única compañía. También la costumbre, el ruido que esconde el silencio de la casa. Pero a "Miel de avispas" es imposible hacerle oídos sordos. Porque esos cuerpos han sido tomados para contarte algo. Y para devolverte esa risa que se encuentra casi en extensión. 
Me atrevería decir que llegar un rato antes a Le Clac y perderse en los laberintos a los que invita cada objeto o imagen del lugar es parte del espectáculo. Habría que ser muy tonto para obviarlos o no dejarse llevar a ese rincón antiguo y privado. Luego, descender, volver al sótano, pero distinto. Arriba comen, abajo nos reímos a carcajadas.
Miel de Avispas está dirigida por Tino Tinto y como dice el programa "sobre textos de Alejandro Urdapilleta" Y nunca mejor dicho. Porque sobre ellos, andan el trío de actrices que se multiplican incansablemente y pasan del espanto a la risa. Esa mueca inequívoca que nos arranca del cotidiano y nos devuelve al mundo un poco mas relajados. 
Seguí MIEL DE AVISPAS en Facebook: https://www.facebook.com/pages/MIEL-De-Avispas-Sobre-textos-de-Alejandro-Urdapilleta/1397739450445884
Descubrí mas trabajos fotográficos de Eduardo Guarini en https://www.facebook.com/pages/El-Fot%C3%B3grafo-Eduardo-Guarini/140516369316522

Pietro Salemme



¿Qué me mira, está aburrida? Vaya a Plaza Italia y levántese un negro asqueroso y después venga a pedirme plata para el aborto. ¡Le voy a decir que no, por supuesto, porque estoy a favor de la vida, no de la muerte! (Empleadora a su empleada en
MIEL De Avispas Sobre textos de Alejandro Urdapilleta Dirigida por Tino Tinto)
Foto y post: El Fotógrafo Eduardo Guarini
© Eduardo Guarini

Sobre SOLO de Marcelo Briem

Sobre SOLO de Marcelo Briem
por Pietro Salemme 

Las citas a ciegas han cobrado vida en más de una historia. Volviendo a los 80s nos encontramos con "Blind date" (Blake Edwards, EEUU, 1987) con Kim Basinger y Bruce Willis. Una comedia romántica que hace del encuentro pautado a ciegas, un amoroso relato. Podrían citarse muchos ejemplos. Y transitar la oralidad de ciertos relatos que cuentan las leyendas urbanas, muchas terminaban con el robo de un órgano, una dramática inscripción con lápiz labial en el espejo... Pero en general, los heterosexuales han contado las citas a ciegas de manera romántica y divertida. Por eso, cuando comencé a ver "Solo" (Marcelo Briem, Argentina, 2013) me pregunté a mi mismo por qué me estaba inquietando tanto desde los primero minutos. 
Hace ya años que las cartas de país a país con fotos falsas dejaron de provocar casamientos, porque uno de los ya había viajado, y ya que el viaje en barco fue tan largo, mejor me quedo... Quizá tu abuela se casó así, engrupiendo. 
Las citas a través del correo sentimental de alguna revista o el sexual, detallado por códigos en otras revistas. Las líneas 0610. Los chats (Mirc, Icq, MSN, Facebook), las páginas de contactos, las líneas telefónicas... De alguna manera las cosas parecieron cambiar sin cambiar nada. Un levante callejero no es igual que un levante virtual que se concreta. Y más de una vez en aquelarres maricas se escucha "A mi me contaron de uno que fue al departamento de otro, y cuando entró en la habitación había como diez, le hicieron de todo. Lo violaron, le pegaron y le robaron". Quien mas quien menos, todos tenemos alguna cita a ciega que nunca vamos a olvidar... Por lo bueno o por lo malo. Porque también muchas historias de amor han comenzado de esa manera. Entonces... ¿por qué me inquieta tanto "Solo" desde los primeros minutos? Si, su portada sugestiona, las gotas de sangre, el "Nunca sabes a quien metes a tu casa", la postura de los actores, el gesto, la mirada. 
Pareciera que las maricas, a diferencia de los heterosexuales, vinimos a dar cuenta de ciertas cuestiones que la sociedad maneja con hipocresía. "Un levante de chat no se cuenta por vergüenza" dice uno de los personajes de "Solo". ¿Será?. Pareciera que las maricas, a veces lo han intentado, y algunas lo siguen intentando, pero no se alejan finalmente tanto del mundo heterosexual. Porque no tiene que ver con la elección, sino con otras cosas. Las maricas también son hipócritas y mentirosas. 
"Solo" es un thriller y la tensión se centra en ese encuentro entre dos desconocidos. "Los que se meten en esos chats no están bien de la cabeza" habrá dicho alguna del aquelarre. Puede que si, puede que no. Y en esa duda se mete la película. El morbo, el miedo, la excitación, el amor, la soledad, la esperanza, el sexo... son algunas de las cosas que suceden todas mezcladas y en un corto tiempo, unas horas nada mas. La película transcurre en varias horas, pero dura poco mas de una, lo que un encuentro a ciegas promedio. Y te asegura todas esas sensaciones que seguramente sentí cuando metes a un extraño en tu casa o vas a la de otro.
La película tiene un gran momento, donde se puede percibir con absoluta claridad el sentir del personaje, uno de los momentos más lúcidos y sensibles. Y está interpretado por Mario Verón, momentos después del encuentro sexual, la cámara lo toma desnudo, sentado en un sillón, fumando. La expresión de su rostro en ese momento cuenta más que muchas escenas de la película. Su gesto, su sonrisa. Ese instante narra a la perfección al personaje.
"Solo" viene a dar cuenta de cosas que pasan, que salen en las noticias, o te cuentan tus amigos, o las viviste alguna vez. Porque es esa soledad mezclada con el deseo la que nos lleva a esos encuentros fortuitos. Porque hay un sistema pensando en ello. Pensando en darles las relaciones las condiciones necesarias para que no perduren. 

"Solo" se está estrenando en nuestros cines. Y como se suele decir, lo mas importante es ver la película en su primera semana. Es la mejor manera de acompañar al cine argentino.
 

ESTE AÑO NO VAMOS A LA MARCHA DEL ORGULLO

Fuente de la imagen
 http://www.flickriver.com/photos/tags/loz%C3%A4rn/interesting/
Este año no iremos a la Marcha del Orgullo. Buena parte de las razones se encuentran en este mismo Muro Facebook 12 o 13. Por lo que no viene al caso volver a aquello.
No es que no tenga motivos para ir. Encuentro en nuestro presente miles de motivos por los cuales marchar y exigir. Pero no encuentro representado ni uno de ellos en lo que la Marcha dice manifestar. 
Que una Biblioteca perdida en el conurbano, que no participa de consorcios partidarios ni se pelea por un lugar en la pasarela, se baje de la carroza no hará mucha diferencia. Pero me deja más tranquilo. 
A mí no me representan las maricas que cruzaron el espejo y viven en el país más rosado del mundo, y se sientan a tomar el tea-room en con sus titiriteros, y hasta maquillan con cotillon a sus propios muertos al son de alguna cantito partidario. Maricas que creen vivir en el paraíso puto (porque ahora somos putos, AHORA QUE SE PUEDE somos putos y bien putos, antes éramos gays que era más cortito de decir, extranjero , simpático y divertido. Pero ahora putos, porque solo los putos tienen ideología. Los gay son reaccionarios. Los homosexuales patológicos y viejos. Permitanme la carcajada final de Mónica Villa en "Esperando la carroza") 
Las maricas también son personas. Y no voy a criticar a las que no han tenido la fuerza de mantenerse en el borde, haciendo honor a su esencia, a las que se acomodaron en un rincón heterosexista y desde allí ejecutan una lucha maniquea. Cada uno vive como puede. Y bastante mal la hemos pasado a lo largo de la historia. Pero en todo caso, prefiero quedarme "del lado más bestia". Porque quizá, los mismos chongos que te dieron la mano y te tocaron el culo de manera cómplice para ayudarte a subir al micro partidario, sean los mismos que mañana te crucen por la calle y ni siquiera te saluden, o te caguen a palazos en una esquina de la ciudad. 
La fiestas siempre se acaban. Y hubo un momento donde el verdadero sentido de las marchas, que por naturaleza han sido festivas, rituales y políticas se convirtieron en una maqueta de estructura casi perfecta, bien formada, atractiva, pero vacía de contenido. Y eso no significa que haya perdido ideología. Ideología tiene. Ideología apartidaría. Ideología marica no. Son maricas hétero. Piensan como héteros. Se visten como los héteros esperan que se vistan. Y dicen lo que los héteros esperan que digan. Unas maricas equivocadas. O, tal vez, desesperadas. Pero si la desesperación te lleva a meterte en el culo la bandera arcoiris que pintaron con sangre tu muertos en vez de esgrimirla ontra un sistema que pretende chuparte para teñirte de su propio color, estás jodida. Bien jodida.  
Si yo tuviera que levantar una bandera o hacer un inflable gigante, no elegiría nunca a una figurita política. Elegiría a la marica anónima que se murió hace veinte años en un barrio donde todos la señalaban. O a la travesti que fue enterrada en fosa común porque nadie reclamó su cuerpo. O a la torta que mandó a todos al carajo para vivir con la mujer que amaba. No le doy ni una bocanada de mi aire marica al inflable del político de turno. Ni siquiera una flatulencia le regalo para levantarlo. 
Por eso, y por otras cuestiones, no formaremos parte de algo que ya no nos representa. Porque ni siquiera me resulta válido el discursillo de la visibilidad a cualquier precio, que en los 90 era revolucionario y necesario pero hoy, es vergonzoso. Lo único cierto, es que no todo fue a cualquier precio, y que más de una le puso precio a si cabeza y a su maricones. Allá ella. 
Yo este año no tengo ganas ni deseos de participar de una feria, ni alquilar un stand (que aumentó cuatro veces lo que costaba en 2009. No es raro. Con yerba mate pasó lo mismo en cuatro años, o con la harina, o con cualquiera de las cosas que se te ocurra comprar), ni de aguantar los gritos de un "conductor" que se quiere hacer el raro, ni aplaudir consignas que inspiran valentía pero que no salen del papel, ni bailar con la estrella de la noche que se va con el carterón lleno de billetes, ni de ver amigos que puedo recibir en mi casa. No tengo ganas de caminar hasta el congreso para comer como sus palomas, las migas que nos tiran desde arriba. Porque las palomas son muy simpáticas, hacen al paisaje, si hasta se han vendedores de alimento para que le tires y te saques fotos rodeado de palomas. Pero, al menos en Buenos Aires, las palomas están consideradas plaga, está prohibido alimentarlas, y se las mata. Por eso, palomita arcoíris, si a quien te alimenta un día se le ocurre nombrarte plaga, van a dejar de alimentarte, van a perseguirte, y si te encuentran van a matarte. Conoces la historia porque ya la viviste. Pero como uno se acostumbra rápido a lo que resulta cómo, y comer de la mano de otro lo és, si vienen malos tiempos, te habrás olvidado hasta de volar.

Pietro Salemme


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los Mas Visitados