Sobre SOLO de Marcelo Briem

Sobre SOLO de Marcelo Briem
por Pietro Salemme 

Las citas a ciegas han cobrado vida en más de una historia. Volviendo a los 80s nos encontramos con "Blind date" (Blake Edwards, EEUU, 1987) con Kim Basinger y Bruce Willis. Una comedia romántica que hace del encuentro pautado a ciegas, un amoroso relato. Podrían citarse muchos ejemplos. Y transitar la oralidad de ciertos relatos que cuentan las leyendas urbanas, muchas terminaban con el robo de un órgano, una dramática inscripción con lápiz labial en el espejo... Pero en general, los heterosexuales han contado las citas a ciegas de manera romántica y divertida. Por eso, cuando comencé a ver "Solo" (Marcelo Briem, Argentina, 2013) me pregunté a mi mismo por qué me estaba inquietando tanto desde los primero minutos. 
Hace ya años que las cartas de país a país con fotos falsas dejaron de provocar casamientos, porque uno de los ya había viajado, y ya que el viaje en barco fue tan largo, mejor me quedo... Quizá tu abuela se casó así, engrupiendo. 
Las citas a través del correo sentimental de alguna revista o el sexual, detallado por códigos en otras revistas. Las líneas 0610. Los chats (Mirc, Icq, MSN, Facebook), las páginas de contactos, las líneas telefónicas... De alguna manera las cosas parecieron cambiar sin cambiar nada. Un levante callejero no es igual que un levante virtual que se concreta. Y más de una vez en aquelarres maricas se escucha "A mi me contaron de uno que fue al departamento de otro, y cuando entró en la habitación había como diez, le hicieron de todo. Lo violaron, le pegaron y le robaron". Quien mas quien menos, todos tenemos alguna cita a ciega que nunca vamos a olvidar... Por lo bueno o por lo malo. Porque también muchas historias de amor han comenzado de esa manera. Entonces... ¿por qué me inquieta tanto "Solo" desde los primeros minutos? Si, su portada sugestiona, las gotas de sangre, el "Nunca sabes a quien metes a tu casa", la postura de los actores, el gesto, la mirada. 
Pareciera que las maricas, a diferencia de los heterosexuales, vinimos a dar cuenta de ciertas cuestiones que la sociedad maneja con hipocresía. "Un levante de chat no se cuenta por vergüenza" dice uno de los personajes de "Solo". ¿Será?. Pareciera que las maricas, a veces lo han intentado, y algunas lo siguen intentando, pero no se alejan finalmente tanto del mundo heterosexual. Porque no tiene que ver con la elección, sino con otras cosas. Las maricas también son hipócritas y mentirosas. 
"Solo" es un thriller y la tensión se centra en ese encuentro entre dos desconocidos. "Los que se meten en esos chats no están bien de la cabeza" habrá dicho alguna del aquelarre. Puede que si, puede que no. Y en esa duda se mete la película. El morbo, el miedo, la excitación, el amor, la soledad, la esperanza, el sexo... son algunas de las cosas que suceden todas mezcladas y en un corto tiempo, unas horas nada mas. La película transcurre en varias horas, pero dura poco mas de una, lo que un encuentro a ciegas promedio. Y te asegura todas esas sensaciones que seguramente sentí cuando metes a un extraño en tu casa o vas a la de otro.
La película tiene un gran momento, donde se puede percibir con absoluta claridad el sentir del personaje, uno de los momentos más lúcidos y sensibles. Y está interpretado por Mario Verón, momentos después del encuentro sexual, la cámara lo toma desnudo, sentado en un sillón, fumando. La expresión de su rostro en ese momento cuenta más que muchas escenas de la película. Su gesto, su sonrisa. Ese instante narra a la perfección al personaje.
"Solo" viene a dar cuenta de cosas que pasan, que salen en las noticias, o te cuentan tus amigos, o las viviste alguna vez. Porque es esa soledad mezclada con el deseo la que nos lleva a esos encuentros fortuitos. Porque hay un sistema pensando en ello. Pensando en darles las relaciones las condiciones necesarias para que no perduren. 

"Solo" se está estrenando en nuestros cines. Y como se suele decir, lo mas importante es ver la película en su primera semana. Es la mejor manera de acompañar al cine argentino.
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Federico Klemm y Carlos Robledo Puch

Cris Miró: Los 90 en un cuerpo andrógino

El riesgo de ser homosexual en la Argentina, Carlos Jauregui en Siete Dias de 1984