Elena G. de White

"...Los niñitos y las niñitas comienzan a cotejarse mutuamente cuando
debieran estar ambos en el jardín de infantes, recibiendo lecciones de recato en la conducta (...)
Los padres duermen y no saben que Satanás ha plantado bandera infernal en subpropio hogar..."
Elena G. de White

Hay ciertos libros que me ponen ávido, hurgo en sus páginas, saco de contexto frases. Jamás podría leerlos completamente. Eso me pasó con uno llamado “Conducción del niño” escrito por Elena G. de White. Con su contenido podríamos llenar la boca de muchos personajes, y les aseguro, que nos reiríamos mucho. Pero también hay que tomarse en serio estos textos tan lejanos. Antes de ir a fragmentos del libro con capítulos titulados como “El ama de casa en la cocina”, “Las bendiciones de la vestimenta correcta” o “Efecto de prácticas dañinas”, vale citar algunos datos biográficos que fue encontrando de la mano del indispensable Google, sepamos: La señora Elena murió el 16 de julio de 1915 a los 88 años. Nació junto a su hermana gemela en 1827. Fue pionera Adventista del Séptimo Día. El detalle amarillista (y maravilloso) de Wikipedia “A los nueve años, una tarde, mientras regresaba a casa de la escuela, fue golpeada en la cara con una piedra que una compañera de clases le tiró. El golpe le fracturó el tabique de la nariz y casi le costó la vida, por tres semanas estuvo inconsciente, virtualmente en estado de coma…” Se cuenta que Elena recibió en su vida cerca de 2000 visiones y sueño proféticos.

Escribió muchísimos libros y “Durante 1876 ella habló a una audiencia estimada en 20.000 personas, su mayor audiencia, en Groveland, Massachusetts, por más de una hora sin la ayuda de un micrófono…”
Vivaracha, a los 31 años se casó con un muchacho de 25.
“Muchos de los consejos de Elena de White han sido corroborados por la ciencia en temas como por ejemplo: contaminación ambiental, efectos benéficos de la luz solar, la relación entre un régimen deficiente y la pobreza intelectual, el efecto del café, el té y ciertas enfermedades inexplicables, las grasas y las enfermedades cardiovasculares, el azúcar y la enfermedad, el ejercicio y la circulación sanguínea, el uso de la sal, el cáncer y sus causas, el tabaco, el cáncer de pulmón y otras enfermedades mortales, el alcohol, el cerebro y la vida, las drogas y los defectos congénitos, la actividad física para enfermos y convalecientes, la relación entre la mente y el cuerpo, corrientes eléctricas del cerebro y el sistema nervioso, influencia prenatal, los primeros años de la vida del niño, la forma correcta de comer para vivir más.”
Lo cierto es que Elena, para muchos es algo más que un prócer. Porque cuando los lideres se acoplan a la fe, ya sabemos lo que pasa.
Vayamos a sus palabras, tomadas del libro citado inicialmente y que desde el primer momento que lo ví sentí que debería formar parte de la Biblioteca, porque hay una mirada particular sobre los géneros, las conductas debidas y la no, etc. Y justamente, porque no acuerda con muchas cosas por las que trabaja la Biblioteca, es que este libro debe estar. Considerando todos los temas que ella abarcaba y que solo fue a la escuela hasta los 9 años, muchos, podrían hoy en día, llamarla “opinóloga”. Lo cierto, es que sus palabras, modificaron a miles de personas en todo el mundo.
“… No puede haber empleo mejor que los trabajos domésticos. Cocinar bien, presentar en la mesa alimentos saludables…”
“…Los cristianos evitan lo superfluo y ostentoso (…) Debiera manifestarse buen gusto en los colores… Al elegir figurines, debieran evitarse los modelos llamativos y chillones que muestran vanidad y orgullo superficial en los que los eligen…”
“…Muchos de los jóvenes buscan ansiosamente libros. Leen todo lo que pueden obtener, las excitantes historias de amor y las láminas impuras tienen una influencia corruptora. Muchos leen ávidamente novelas, y, como resultado, se envilece su imaginación. Con frecuencia circulan para la venta… fotografías de mujeres desnudas…”
Y habla en un capitulo de “prácticas dañinas” y “practicas secretas” (¡que suspicaz!) y sentencia que “si dicha practica se continua a partir de los quince años para arriba, la naturaleza procederá contra el abuso (…) y les hará pagar el castigo por la trasgresión de sus leyes, especialmente desde las edades de treinta y cuarenta y cinco años, mediante numerosos dolores en el organismo y diversas enfermedades. Tales como afecciones del hígado y los pulmones, neuralgia, reumatismo, afecciones de la columna vertebral, enfermedades de los riñones y humores cancerosos…”
Y hasta acá llego, el libro tiene 220 paginas, y a mi ya me está doliendo la espalda. La humedad es lo que mata.
Datos biograficos de Elena G de White tomados de: Wikipedia y CentroWhite.


Pietro

Material disponible en Biblioteca LGTTB de Elena G. de White
Libros:

-Conduccion del niño
Asosiacion Casa Editora Sudamericana - Argentina - 1978



*Esta y todas las entradas se actualizaran a medida que encontremos nuevo material.
*Si querés donar algun ejemplar faltante, no dejes de escribirnos.
*Si un link no funciona, por favor avisanos.
*Para consultar ejemplares escribinos a bibliotecalgttb@gmail.com


Comentarios

Entradas populares de este blog

Federico Klemm y Carlos Robledo Puch

Cris Miró: Los 90 en un cuerpo andrógino

Kamasutra Gay para Mormones