VIDA MORANT YA TIENE DNI

Cuando nos conocimos éramos adolescentes. Teníamos muchos sueños e inquietudes pero no podíamos imaginar una jornada como la de la salida de la Ley del matrimonio igualitario ni mucho menos con que la Justicia un día le otorgaría un DNI con su verdadero nombre y género.
Yo se que mucha gente sueña con vivir de su profesión, con construir una familia, con viajar, y hasta comprarse un auto con vidrios polarizados y manejar en zig zag a altas velocidades por la autopista. No desmerecemos los sueños de nadie. Algunos hasta los compartimos. Pero durante décadas, nosotros, soñamos con tener derechos. Invertimos muchas energías y tiempo en Ser.
Puedo quitarle emoción al asunto, y convertirlo en un mero tramite. Pensemos:
-Vacaciones. Viaje. Pasaje. Te piden el documento. Y antes de subir al medio que te transporte es verificado.
-Hospital. Guardia. Presentarse con DNI. Se llama por nombre y apellido, espere.
-Enviar una encomienda por Correo Argentino. Presentarse con DNI.
-Tener una Obra Social. Seguí soñando.
-Alquilar un departamento.
La lista puede continuar. Pocos tendríamos inconvenientes en alguna de estas cuestiones. Podríamos viajar y responder al nombre que encuentre en la lista el chofer. Llegaríamos al hospital y esperaríamos tranquilamente a ser atendidos. ¿Como crees que puede responder a un nombre que no se condice con su imagen una muchacha con casi dos metros de femineidad? ¿Y si hay que internarla? ¿Sabes que le corresponde? Lo que dice en el documento. Y no hay tutía. Descontemos que pueda realizar una simple encomienda. Porque no olvidemos que entre muchas cosas, los diferentes somos antes que nada sospechosos. No tengo ganas de enumerar estigmas. Conseguir un departamento para alquilar puede no ser imposible, pero tampoco es fácil. Deberás presentar el doble de garantías que cualquier hijo de vecino, te devolverán las señas sin mayores explicaciones. Y el señor o señora de la inmobiliaria se sentirá holgadamente y en todo su derecho como para preguntarte "¿Lo vas usar para trabajar?"
Incluso en muchos boliches gay, durante décadas, las chicas han tenido que pagar el doble del valor de la entrada.
La magnitud que conlleva el que hoy Vida pueda tener el nombre y apellido con el que ella misma se construyo, se hizo fuerte y
 se banco cada cotidiana hostilidad es algo que quizá no pueda sentir ni yo mismo. Porque nunca estuve en sus zapatos.
Para mi nunca fue ni dejo de ser Vida Morant, la amiga, la compañera, la colega. Hoy lo reconoce una Jueza de la Nación. ¡Y me siento tan feliz, Vida!
Vida siente lo mismo que sentí yo cuando salió la Ley de Matrimonio igualitario: que aun queda mucho por hacer. Que a pesar del tiempo y el dolor y el esfuerzo, no dejan de ser casos aislados. Pero que irán sentando precedente. Y seguiremos andando, porque sabemos que hay un mundo de cosas que no queremos que le vuelvan a suceder a nadie. 


Pietro

A continuación, Vida, en sus propias palabras


NUEVO DNI para Vida Morant


El xxxxxx de Marzo de 2011, ingresó en el JUZGADO 1ra INST. EN LO CONTENCIOSO ADM. Y TRIB. Nºxxx a cargo de la Jueza xxxxxx, la Demanda de Amparo por el cambio de la inscripción registral y de Género en mi DNI y partida de nacimiento.
La Causa fue llevada por el Dr. Emiliano Litardo, del Frente Nacional por la Ley de Identidad de Género, integrado por ALITT, Cooperativa Nadia Echazú, FUTURO TRANS, MAL y Otrxs Activistas Independientes.
El día Lunes 01 de Abril (sólo xxx días hábiles mas tarde) La Jueza XXXXXXX dictó su sentencia:

(…) del relato autobiográfico efectuado en el escrito de inicio y de la documental acompañada, se desprende que ni el nombre ni el sexo biológica y registralmente asignados a la actora se corresponden con su verdadera identidad. En efecto, la actora se reconoció desde muy temprana edad como mujer, se identifica con la identidad de género femenina; vive, se expresa y relaciona como tal. Así también es reconocida en los ámbitos en los que se desenvuelve su vida, tal como surge de la documental aportada. (…)

(…) Y es aquí donde encuentro la base de la urgencia para acceder favorablemente a la medida cautelar solicitada, ya que se reúnen en grado inédito conjuntamente tanto el requisito de la verosimilitud como el de peligro en la demora. En efecto, solo desde la mirada de la satisfacción de quienes se hallan en el ejercicio pleno de sus derechos fundamentales puede pensarse que la aquí actora deba soportar un día más de su vida en un contexto precisamente de judicialización, estigmatización, criminalización y patologización hacia su persona y su calidad de vida.
Por el contrario, esta medida adoptada en forma urgente e inmediata tal vez pueda ser - aunque infinitamente pequeña-, una reparación que le es debida desde que como persona sintió como siente su sexualidad. Es claro que a partir de los paradigmas “normalizadores” imperantes al respecto, se viene ejerciendo sin solución de continuidad hacia ella y de parte de esta sociedad argentina, una verdadera violencia institucional y por cierto, de gran impacto emocional en su psiquis, en su alma, en su derecho a ser la persona que siente y quiere, a llevar su vida como quiera con todo el derecho que le asiste en su condición de ser humano, y a ser respetada por ello y protegida por el Estado. (…)

Por las consideraciones expuestas RESUELVO: HACER LUGAR a la medida cautelar solicitada por la actora, teniendo por prestada la caución juratoria con el escrito de inicio. En consecuencia, se ordena a las autoridades de la REGISTRO DEL ESTADO CIVIL Y CAPACIDAD DE LAS PERSONAS DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES que efectúen las modificaciones pertinentes a efectos de que la parte actora mantenga el número de DNI 2X.3XX.XXX, que en su partida de nacimiento donde decía “XXXXX XXXX” deberá decir “Vida Morant”, y donde dice sexo “masculino” deberá decir sexo “femenino”.

Una nueva Vida, comienza para mi, en tanto mi inscripción en el mundo cobra legalidad jurídica a partir de hoy.
Una nueva Vida con sólida mirada hacia el futuro, pero que se fortalece en las particulares vivencias y luchas del pasado que con mayor énfasis se instituye en el presente.
El Compromiso se acrecienta en las luchas que aún nos quedan.
Ningun* Compañer* más debiera mediar judicialmente para que sea reconocido su Derecho a la identidad sexual ni su expresión de género.
Resulta inminente, imperiosa y apremiante la sanción de una Ley de Identidad de Género en Argentina forjada en el continente de los Derechos Humanos que reconozca las potestades jurídicas de los derechos igualitarios a la autonomía personal y jurídica, a la expresión sexual y de Género y a la libertad sobre los propios cuerpos. (Proyecto 8126 D-2010 presentado por el Frente Nacional por la Ley de Identidad de Género)
Es necesario seguir construyendo una mirada Social promoviendo la no patologización, la no discriminación y la descriminalización de las identidades travesti, transgénero, transexuales e intersexuales.
Asi y sólo así, estaremos ingresando en las filas de un País verdaderamente igualitario que comience por legalizarnos a todxs en nuestro derecho constitucional a SER quienes verdaderamente somos.
Sólo la legitimación de la  Diversidad, en tanto diferentes, nos hará IGUALES.

Vida Morant


Comentarios

Entradas populares de este blog

Cris Miró: Los 90 en un cuerpo andrógino

Federico Klemm y Carlos Robledo Puch

Kamasutra Gay para Mormones