Alejandro Jodorowsky

Sólo me faltó ser homosexual... y mujer. Lamento que nunca en mis 77 años me hayan penetrado...
Alejandro Jodorowsky







    Alejandro Jodorowsky Prullansky, nace en Chile en el año 1929, hijo de emigrantes rusos. Sus padres querian que estudiase medicina.A los veintitrés años, el mimo, cineasta, psicomago, tarotista y novelista chileno se fue de Chile, de una noche para otra. No volvió sino hasta 1991, cuando rayaba la sesentena. Durante todo ese tiempo vio escasamente a su familia y a sus antiguos amigos. Al volver, a petición de un programa de televisión, efectuó una incursión de reconocimiento a su casa de infancia en un segundo piso de Matucana, donde los suyos hicieron vida de inmigrantes. Reconocido en todo el mundo como uno de los creadores más personales de las últimas décadas. Ha filmado películas como El Topo y Santa Sangre, clásicos dentro del cine de culto. Tiene varias novelas en su haber. Y su trabajo como guionista de historieta ha dado obras tan importantes dentro de la historieta europea como La Saga del Incal, dibujada por Moebius; su continuación, La Casta de los Metabarones, hecha junto al argentino Juan Gimenez; Alef - Thau; y Anibal Cinco.
      Por eso siempre que hay una nueva serie escrita por Jodorowsky hay que leerla. Aunque no siempre sea un dechado de originalidad, como es en el caso de Megalex.L
        a ciudad de Megalex es de una perfección industrial. Se ha extendido por casi todo el planeta, arrasando todo lo que sea natural, azaroso, anómalo. Megalex funciona aceitadamente, con la perfección de lo artificial. Todo es perfecto. Si no lo es, se lo destruye. Hasta los seres humanos. La policía es clonada para que sean todos iguales, perfectos y puedan pelear por Megalex durante sus cuatrocientos días de vida. Este es un mundo feliz, como díría Aldous Huxley. Quedan todavía algunos focos de Naturaleza, principalmente el Bosque de Chem, una selva consciente que intenta sabotear el avance imparable de Megalex, mientras espera al Geomesías. En este mundo debe sobrevivir un clon policial clonado defectuosamente, con el tamaño de un gigante. En este primer tomo vemos la persecución implacable que se le hace, hasta ser rescatado por alguien cercano al Bosque de Chem. Y no cuento más, que arruino lo que pasa.Este primer tomo de esta serie sirve más que nada como introducción al mundo donde ocurrirá la historia. Un mundo decididamente poco original, demasiado deudor de las antiutopías de Huxley o George Orwell o del Farenheit 451 de Ray Brabdury para asombrar a esta altura del partido. Los dibujos de Fred Beltran ilustran bien la historia pero no es nada que no se haya visto antes en los trabajos de gente como Gimenez, Moebius o Enki Bilal.Hay más mitología en la figura legendaria de Jodorowsky que en los episodios de sus cómics iniciáticos. Se lo recuerda como un animador santiaguino de los tempranos años cincuenta; como autor —con Parra, Lihn y otros- del diario mural Quebrantahuesos, dislocado informativo de factura surrealista que se exhibía en una vitrina de El Naturista: como precursor de los happenings, como fundador del teatro pánico, en compañía de Fernando Arrabal; como engendrador de la película El topo, que, como se sabe, es hoy objeto de culto en Estados Unidos.Alejandro Jodorowsky vive hoy en París, en una casa con jardín, en la rue Liberation.Fuente: Editorial Planeta
Material Disponible en Biblioteca LGTTBI de Alejandro Jodorowsky
Libros:

-Teatro sin fin 
(Tragedias, comedias y mimodramas)
Ediciones Siruela - España - 2009
Primera edicion

*Esta y todas las entradas se actualizaran a medida que encontremos nuevo material.
*Si querés donar algun ejemplar faltante, no dejes de escribirnos.
*Si un link no funciona, por favor avisanos.
*Para consultar ejemplares escribinos a bibliotecalgttb@gmail.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cris Miró: Los 90 en un cuerpo andrógino

Federico Klemm y Carlos Robledo Puch

Kamasutra Gay para Mormones