Silvia Italiano

Silvia Italiano nació en Buenos Aires y se licenció en Filosofía en la UBA.

Se radica luego en Nueva York, donde estudia arte dramático en el Strasberg Institute, plástica en la School of Visual Arts, y psicología e inglés en la New School for Social Research, al tiempo que da clases de español y escribe críticas de teatro.

Se instala luego en Ginebra, donde estudia francés, asiste à l’École de Beaux Arts, e inicia el doctorado en Filosofía sobre un tema relacionado con arte y revolución bajo la dirección de Alexis Philonenko.

Por estas cosas que tiene la vida, deja Ginebra y se instala en París, con el proyecto de terminar la tesis. Se presenta además al concurso de traductores de las Naciones Unidas y lo gana, pero, ya consciente de su naturaleza nómade, no acepta incorporarse a la plantilla permanente. Comienza entonces una vida itinerante de traductora independiente para la ONU, siguiendo los pasos de Julio Cortázar, Aurora Bernardez, Juan Gelman, y los españoles José Ángel Valente, Eduardo Mendoza, Rosa Regàs.

Aunque mantiene su base en París, su trabajo la lleva a Nueva York, Ginebra, Viena, Roma, Madrid, La Haya, Nairobi, Harare, Nueva Delhi. Es entonces, cuando, para paliar los efectos de los largos inviernos vieneses de días cortos, grises, ventosos, con quince grados bajo cero y nieve incesante, abandona el trabajo en la tesis y comienza a escribir ficción.

Acumula así cuentos y relatos breves, que presenta a Editorial Tusquets de Barcelona. La respuesta no tarda en llegar: ellos no publican cuentos, pero el estilo les ha interesado, si tiene una novela, la considerarán con mucho gusto. Se lanza entonces en la escritura de una novela.

Navegando por el Canal du Midi y otros canales franceses -su pareja es un francés criado en África, que también hace trabajo free-lance y tiene una chalana de 36 metros de eslora-, la novela va cobrando forma.

Una vez terminada y antes de iniciar un largo viaje que llevan tiempo planeando, hace copias del manuscrito y lo envía a varias editoriales españolas. Parten luego de Nueva York en un Toyota todo terreno, atraviesan los Estados Unidos hasta San Francisco, entran a México y cinco meses más tarde llegan a Buenos Aires. De regreso en París, encuentra en el contestador la gran noticia: Seix Barral quiere publicar.

Un aire de familia es bien recibida por el público y la prensa. Se presenta en el Instituto Cervantes de Nueva York, en el festival de cine iberoamericano de Lleida, en el que también participa Federico Luppi, y en el festival de cine de Peñíscola, organizado por la Casa de las Américas. Miryam Criado, una profesora del Hanover College, escribe un artículo en el que señala que Un Aire trata la relación madre-hija de una manera única en la literatura iberoamericana.

De ahí en más, coordinar escritura, trabajo, vida de pareja y viajes, se revela complicado!!

Los siguientes viajes (Marruecos, Mauritania, Senegal, Mali y Gambia, siguiendo en parte el recorrido del Paris-Dakar. Luego, siempre con el infalible Toyota: Francia, Italia, Grecia, Turquía, Siria, Jordania, Egipto y Libia. El tren transiberiano: de Moscú a Beijing, pasando por Mongolia. Japón, Tailandia, Laos, Yemen, Ghana, Túnez, Costa de Marfil, India, Nepal, Haití, Santo Domingo, Cuba, las Seychelles, las islas del Caribe, Tanzania, la selva amazónica…) no le impiden terminar dos novelas: Una muerte y mis dos vidas y ¿Sabe usted quien es y quienes son sus vecinos? o la seducción de Agustín Espina, y dos recopilaciones de relatos breves.

El año pasado la editorial del Dragón se interesó en publicar Un Aire de Familia en la Argentina. La novela se presentó en la Feria del Libro y ahora queda la expectativa de la recepción del público.

Material disponible en Biblioteca LGTBI de Silvia Italiano
Libros:


-Un aire de familia
Ediciones del Dragon - Argentina - 2012
EJEMPLAR DONADO POR LA AUTORA
EJEMPLAR DEDICADO Y FIRMADO POR LA AUTORA
Agradecemos a Kado Kostzer


Nosotros podemos olvidar el pasado, pero el pasado no se olvida de nosotros…

Esta podría ser la frase insignia de Cecilia, la protagonista de Un aire de familia.

Un hecho banal, no en sí mismo sino por la frecuencia con que se produce, es el desencadenante que impulsa a Cecilia a decidir un cambio radical en su vida. Hará borrón y cuenta nueva. Se construirá un futuro a la medida de sus deseos.

La historia comienza en la Patagonia y luego se traslada a Nueva York, ciudad que adquiere un rol protagónico en la narración y se transforma en el palimpsesto sobre el que se borra y reescribe la vida de Cecilia.

Este viaje en el espacio será también un viaje en el tiempo, pero no hacia el tan anhelado futuro: sin darse cuenta, Cecilia va cayendo en las trampas que le tiende su pasado y avanzará a ciegas hacia un desenlace tan imprevisto para ella como para el lector.

La fragilidad de la identidad personal, el miedo, los desconcertantes juegos de la memoria, la desaparición, la gravitación ineludible del pasado y sus fantasmas, son algunos de los temas que Un aire de familia desarrolla a partir de una situación convencional con un trasfondo de laberinto y pesadilla que se va revelando al lector paulatina y sabiamente.

********

"Un aire de de familia está hecho de emociones privadas y públicos asombros.
Detrás, en filigrana, el suspenso, materia que Silvia Italiano domina con destreza.
Excitante, vivo, dramático. Este libro es un perfecto regalo para el lector."
Luisa Futoransky



Esta y todas las entradas se actualizaran a medida que encontremos nuevo material.
*Si querés donar algun ejemplar faltante, no dejes de escribirnos.
*Si un link no funciona, por favor avisanos.
*Para consultar ejemplares escribinos a bibliotecalgttb@gmail.com 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Federico Klemm y Carlos Robledo Puch

Cris Miró: Los 90 en un cuerpo andrógino

Kamasutra Gay para Mormones