José Sbarra

(Buenos Aires, 1950 — 1996). Fue maestro normal, periodista, escritor y guionista de de televisión. Publicó varios libros infantiles y juveniles. Después llegaron sus obras más oscuras: Obsesión de vivir, Marc, la sucia rata y Plástico cruel. Falleció el 23 de agosto de 1996, tras padecer HIV.










En Facebook hay una pagina que rinde perpetuo homenaje al autor: https://www.facebook.com/pages/Jos%C3%A9-Sbarra/36578504330?sk=timeline

Material disponible en Biblioteca LGTBI de José Sbarra
Libros:

Aleana
Imprima Editores - Argentina - 1979

Fragmentos de Aleana de José Sbarra: 

"Lo aceptaba como a su destino, como al alcohol."

"No he tenido tiempo para ser niña."

"Por eso puedo sobrevivir a cualquier catástrofe. Estoy hecha para vivir milenios. Estoy segura de que si quisiera podría vivir eternamente; pero no lo deseo, solamente una mujer imbécil podría anhelar la prolongación de su existencia."

"Lo que empieza mal, termina mal y no hay remedio."

"La inteligencia nunca me ha librado del terror. He pronostica siempre los desastres, pero nunca he podido evitarlos. Me fue concedida la clarividencia, pero me fue negado el valerme de ella para esquivar las desgracias."

"Puedo hablar de lo más tremendo, sin conmoverme."

"Yo soy una mujer moderna, si se entiende por ello el hecho de que nada me espanta."

"Pese a estar de vuelta de tantas cosas, todavía, necesito un poco de ternura."

"Pero siempre regreso a casa sola. Es el instante más cruel: mirar la casa oscura, deshabitada y sentir a mis espaldas la vida llenando los teatros, los cines, las confiterías, los restaurantes, las avenidas, las casas donde convive mucha gente."

"La libertad de elegir me sigue estando negada."

"Me condena la soledad."

"- ¡Carajo! - Y mientras pensaba, de mis labios continuaban saliendo estupideces y palabrotas."

"Conocer cuál es tu mal, no te servirá para solucionarlo. Lo llevarás a cuestas siempre. La diferencia con las otras gentes está en que vos sabes cuál es tu mal, pero ellos mueren ignorándolo, creyendo que le han sucedido muchas cosas, cuando en realidad sólo nos sucede una misma cosa repetidas veces."

"Porque m´hijita, hay males contra los que no se puede hacer nada, se los arrastra toda la vida como una condena, porque nunca se curan. Las gentes que los padecen desearían volverse como las plantas o las piedras, porque se dan cuenta de que la única felicidad que podrían sentir, sería la de no sentir. Saben que son como la tierra. Ella no siente que la pisotean, en cambio, las gentes sí, por eso quisieran no sentir. Pero no puede, están condenados a sentir hasta la muerte. Y muchos que descubren esto se matan; se matan para dejar de sufrir y para protestar, porque la única manera de rebelarse contra una condena injusta es matándose antes de lo dispuesto por el verdugo."

"Los años pasan y pasan, mientras yo sigo sin lograr vivir algo que en un futuro próximo merezca la pena de ser recordado."

"La adolescente que no amó a ningún muchacho de ojos tiernos."

"Hay otras tantas gentes que fingen amor para no quedarse solas. Pero vos m´hijita, no lo hagas nunca; porque al principio es fácil fingir cariño, pero a la larga, la adhesión a un hombre que no se ama termina por ser.. mas insoportable que la soledad."

"Sentía una alegría que no entraba en mi cuerpo, tan desmesurada que me dolía."

"Futuro es, para mi, una palabra que no tiene sentido. El futuro no podrá traerme lo que me faltó en el tiempo en que debía tenerlo. No quiero ir hacia adelante, no quiero avanzar. Quiero volver atrás y que todo empiece de nuevo y mejor."

"- Reí m´hijita, reí como si fueras feliz. Reí, que las otras gentes hacen lo mismo, ¿o creías que ellas eran felices? Tenes que aprender a engañarte. Ese es el único secreto de la vida.
- No doña Paloma, no se fingir, no quiero, o no puedo. Yo quiero felicidad que sea cierta.. o nada."

"Caminamos juntos. Juntos. Esta expresión es nueva para mi. Juntos."

"Con el tiempo aprendí que cuando alguien te pregunta: ¿en qué piensa?, lo que menos le importa es conocer nuestros pensamientos. Solo le interesa bajarnos de esas nubes, que son inaccesibles para los otros. Por eso respondí lo que se suele responder cuando nos formulan esa pregunta: - En nada."

"Ahogué un grito. Me dije para dentro: lo amo. Encendí un cigarrillo, imaginé la cámara afirmándome de perfil, hubiera bastado un poco de música débil para convencerme de que no era Jeanne Moreau o Liza Minelli y de que mi estúpida tragedia tenía alguna importancia. No hubo música, ni filmación, sólo yo, con mi disfraz, fumando, aguantando lágrimas. Sólo yo, la misma de siempre, humillación más, humillación menos, la misma de siempre. marginada. Sólo yo, con mi ácida lucidez, hiriéndome a mí misma como el escorpión."

*Esta y todas las entradas se actualizaran a medida que encontremos nuevo material.
*Si querés donar algun ejemplar faltante, no dejes de escribirnos o ingresa en http://bibliotecalgttb.blogspot.com.ar/p/donaciones.html
*Para consultar ejemplares escribinos a bibliotecalgttb@gmail.com  


Comentarios

Entradas populares de este blog

Federico Klemm y Carlos Robledo Puch

Cris Miró: Los 90 en un cuerpo andrógino

Kamasutra Gay para Mormones