La decadencia de las Organizaciones LGTBI Argentinas alineadas y alienadas al poder de turno


¿Qué pasa con las maricas emblemáticas que se han llamado a silencio? ¿Qué pasa con las clásicas agrupaciones que tuvieron líderes honestos luchando por los derechos lgtbi y hoy miran para otro lado para no desobedecer a la Reina Cristina?

El Domingo 15 de Noviembre un Mega evento será realizado en Tecnópolis. Tres pastores, popes Evagelistas Cristianos realizarán "Misión Familia". Para los distraídos, les cuento que Tecnópolis es un espacio donde demuestra constante de Ciencia, Tecnología y Arte. ¿Qué ciencia, que tecnología, que arte traen estos pastores? ¿Y porqué con nuestro dinero?

Maricas vendidas, de bolsillo lleno, panza saciada, memoria perdida, hacen silencio, bajan la cabeza, se meten la lengua en el culo, y dejan correr sangre. 

El evento anuncua la presencia de  el alemán Reinhard Bonnke, el predicador Carlos Annacondia y el pastor Osvaldo Carnival. Basta utilizar Google para encontrarse con el pensamiento de cada uno de ellos. 

Tienen cosas en común: los tres son homófobos, los tres auspician la curación de la homosexualidad. 

Reinhard Bonnke sobre la homosexualidad en sus propias palabras: "Una famosa revista me entrevistó. Primera pregunta: ¿qué piensa usted acerca de la homosexualidad?" Mi mente estaba corriendo. No estoy acostumbrado a este tipo de preguntas. "Oh", le contesté, "Es bastante simple. Cuando necesito gasolina para mi auto, pongo el surtidor en el tanque, no en el escape de gas." Algunas personas que estaban presentes se echaron a reír. "Esperen un minuto", me apresuré a decir: "Yo no estoy tratando de bromear, ridiculizar ni ofender a nadie. Todo lo que estoy diciendo es que un auto no está constituido así, y el hombre no esta creado de esa manera." 


Maricas que se alinearon (y alienaron) al poder y eligieron que ver y que no ver. Se ponen de capa la bandera arcoriris y marchan con un orgullo disfrazado que ya no les cree ni su propio espejo. ¿Y porqué? Porque estos tres señores que mueven miles y miles de fieles (pobres ovejas perdidas que no aprendieron a ser ovejas negras) van a darle una mano al candidato oficial del FPV. 

Es muy fácil ver que agrupaciones están lamiendole el culo y la concha al poder. Sodomizadas por la gran madre hétero. La monstruosa señora que tomaron como madre y padre en la desolación y le adjudicaron la promoción de leyes que ni siquiera eran proyectos de ella, ni de su sectario partido. 

A estas maricas no les importa que estos Ministros de la Fe sigan generando espacios que promueven curar la homosexualidad y al cual asisten muchas personas. Estas #MaricasVendidas saben muy bien que de esos cursos se sale atormentados, con la vida arruinada, con una condena eterna e incluso con el suicidio. 

No se los perdono. No les perdono la vista gorda, ni el silencio. No les perdono la estafa. Ni el haberse entregado al poder por dos monedas. No les perdono distorsionar la memoria y olvidarse de sus propios muertos. No se los perdono porque los he respetado y admirado y apoyado desde púber. Y finalmente, quiza ya por sus años, o sus ganas cansadas, se entregaron al mejor postor. Y muchos jóvenes los siguieron. Tenían una misión: han fracasado. 

Se quedaron estancados en un par de lemas y en el discurso hegemónico. No les impotaba la muerte travesti hasta que la fatalidad tocó de la peor manera a Diana Sacayan. ¿Y las otras? ¿Por qué no gritaron las muertes de las otras? ¿Por qué no se hicieron oír entonces? Una vez al año se suben a un escenario en la Plaza para reclamar cosas por las que ya no luchan. Ya no les creo nada. Hace tiempo dejé de creerles. 

Oren con los pastores. Vayan a Tecnopolis a curarse del mal. Aplaudan a la abeja reina por promover el odio a través de la fe. Agachen la cabeza. Laman el cuero, pero no como en los mejores sueños fetichistas, sino el cuero Louis Vuitton de las carteras de su dominatrix. Maricas dominadas, absurdas, mentirosas, complices, vendidas. 

No merecen llamarse marica. 

La Argentina merece nuevas Maricas que se potencien en la verdadera lucha. 

Mi repudio a cada una de las organizaciones LGTBI que se han llamado a silencio antes este siniestro evento llamado "Mision Familia". Porque sabemos quienes son. Sabemos lo que predican. Conocemos las consecuencias.
Pietro



Comentarios

Entradas populares de este blog

Cris Miró: Los 90 en un cuerpo andrógino

Federico Klemm y Carlos Robledo Puch

Kamasutra Gay para Mormones