Ayelen Angelico


Ayelén Angélico es una argentina que a sus 13-14 años se dió cuenta de que le gustaban las mujeres. A sus 19 años ha escrito un diario (cuyo título es "XX/XX Diario de una lesbiana precoz") en el que habla como vivió ella ese momento, lo que sentía, sus miedos al rechazo, el no entender lo que le ocurría..., en definitiva, su experiencia.

Cuenta, también, que sus padres se enteraron cuando ella tenía 15, después de que su mamá la descubriera viendo una serie de TV sobre lesbianas (The L Word). Dice que nunca le gustó un hombre, y que sus amigos y amigas fueron los primeros en hacerle sentir que debía tomar "con naturalidad" sus preferencias sexuales. 

"Al principio me costó mucho, tenía mucho miedo al rechazo. Pero a medida que lo fui contando, a mi papá y mi mamá, a mis amigos, me di cuenta que era una traba que yo sola me ponía", confiesa. 

Ahora, Ayelén vive en una pensión de Buenos Aires, y estudia Psicología. Dice que es "romántica" y una "enamorada de la vida". Que le "encanta" escribir. Y que se imagina dentro de 10 años "bien". Es decir, trabajando de la profesión que eligió, en pareja -" o tal vez casada", aunque aclara que no es algo con lo que fantasea- y, además, con hijos. (Fuente: http://noestaelhornoparabollos.blogspot.com.ar/2010/10/ayelen-angelico.html )

Una entrevista del diario Perfil

http://www.perfil.com/contenidos/2010/09/17/noticia_0023.html

Material Disponible en Biblioteca LGTBI de Ayelén Angelico
Libros:


Xx / XX Diario de una Lesbiana Precoz
Ediciones B - Argentina - 2010

Comprá tu ejemplar en www.farfallaqueer.com o consultalo en Biblioteca.

Sinopsis:
Esta es la historia de una chica de pueblo, menudita, amable, simpática, linda, de cabello negro ondulado y rasgos de nena, que aprendió a ser mujer mientras transitaba la adolescencia, porque fue allí donde conoció el secreto de su felicidad, que era hallar la manera de ser ella misma, con determinación y madurez. Ayelén es homosexual. Pero no sólo eso¿
He aquí el principal encanto de este relato a modo de un diario que narra las contradicciones y luchas de una adolescente de provincia que, con apenas 17 años, intenta vencer los prejuicios que genera su condición sexual ante la mirada conservadora e incomprensible del resto de su entorno social.
Ayelén asumió con total naturalidad su condición, aún en contra de las reglas preestablecidas y los sentimientos contradictorios que su realidad ocasionó en su círculo afectivo próximo.
Eligió ser ella misma ante el mundo para contarnos su verdad. Disímil a la de la mayoría de las jóvenes de su edad pero, evidentemente, conmovedora por la convicción y el coraje que este acto implica.
Es peor vivir fingiendo una manera de amar convencional, que aceptar el riesgo que trae implícita la elección íntima de ir de la mano por las calles con quien verdaderamente nos hace sentir únicos.
Ser lesbiana es ser yo. En su momento lo veía como ser alguien diferente, pero ahora sinceramente me resulta muy gracioso porque es algo que llevo tan incorporado que incluso a veces me olvido de que formo parte de la minoría. Dejó de ser un rótulo para mí misma, ya que incluso el término de "lesbiana" comprendería en mayor medida, lo que viví hasta el presente y no lo que pueda llegar a suceder con eso de aquí en más. Ya no es ser diferente, ser ajena, tener miedo ni ocultarme entre cuatro paredes buscando la manera de escaparme de una realidad inevitable. Ya es algo más que termina de conformar quién soy como persona, y ser una persona noble que respeta sus sentimientos y los de otros es más relevante que nuestra preferencia sexual, en cualquier orden de la vida y desde tiempos inmemorables. Literatura lésbica / Tematica Lesbianas


*Esta y todas las entradas se actualizaran a medida que encontremos nuevo material.
*Para consultar ejemplares escribinos a bibliotecalgttb@gmail.com 
*Si querés donar algun ejemplar faltante, no dejes de escribirnos.


*Podes donar lo que quieras a través de Paypal utilizando el siguiente botón:


Comentarios

Entradas populares de este blog

Cris Miró: Los 90 en un cuerpo andrógino

Federico Klemm y Carlos Robledo Puch

Kamasutra Gay para Mormones